EL PRINCIPAL RETO A LA POLITICA EXTERIOR NORTEAMERICANA


EEUU: Arrecia debate sobre ataque militar a Irán
Por Jim Lobe

WASHINGTON, (IPS) - El debate sobre la conveniencia de atacar militarmente a Irán para impedir que adquiera armas nucleares gana intensidad en Estados Unidos, y se perfila como el mayor reto de este año en política exterior para el presidente Barack Obama.
El gobierno mantiene la esperanza de que una mezcla de diplomacia y sanciones cada vez más rigurosas persuada a Teherán de que limite sus ambiciones nucleares, pero en sectores conservadores arrecia la discusión sobre la adopción de medidas más contundentes, como un bloqueo para hacer efectivas las sanciones o ataques militares. El debate parece estar impulsado principalmente por Israel y sus partidarios en Washington que demandan que se incremente drásticamente la presión sobre Teherán, mediante la urgente adopción de "sanciones paralizantes" y de medios militares para aplicarlas. "El tiempo se acaba. Deben aplicarse sanciones contundentes ya", declaró el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en Jerusalén el 17 de febrero. Esas "sanciones enérgicas deben incluir pasos para detener la importación de productos derivados del petróleo por Irán y su exportación de energía", agregó en lo que en general se interpretó como el llamado a un bloqueo. También se percibió como un rechazo implícito a medidas más acotadas, dirigidas principalmente contra los Guardianes de la Revolución de Irán, fuerza de seguridad del régimen, y que son el tipo de sanciones que Obama prefiere en este punto del creciente enfrentamiento. En su visita a Washington la semana pasada, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, presionó a su colega estadounidense, Robert Gates, para que este país acumule fuerzas navales en el Golfo. Se trata de hacer patente la disposición de Washington de utilizar su flota a fin de "impedir importaciones y exportaciones neurálgicas" de Irán, dijo. Este movimiento se integraría y reforzaría las sanciones unilaterales o multilaterales contra Teherán, según un miembro de la delegación del ministro Barak, citado esta semana en la revista Defense News. En el mismo artículo, de la corresponsal de la publicación en Israel, Barbara Opall-Rome, un funcionario anónimo de Estados Unidos señaló que Washington estudia fórmulas para hacer cumplir las nuevas sanciones, que podría presentar en breve al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). No obstante, el mismo funcionario destacó que Washington no está dispuesto a considerar "retos militares" contra Irán, "al menos en esta etapa". La discusión ocurre mientras Washington y sus aliados europeos realizan una ofensiva diplomática para persuadir a Rusia y China, ambos con poder de veto en el Consejo de Seguridad, para que apoyen o se abstengan en la votación de una resolución con nuevas sanciones contra Irán. Igual planteamiento hacen a miembros no permanentes del Consejo que tienen dudas sobre esas sanciones, en especial Brasil, Líbano y Turquía. Esas sanciones restringirían o prohibirían las transacciones comerciales con empresas controladas por los Guardianes de la Revolución en los sectores de la banca, el transporte marítimo y los seguros. Al mismo tiempo, la administración de Obama se resiste a la presión del Congreso legislativo para que apoye un proyecto de ley que sancionaría a las empresas extranjeras que exporten gasolina a Irán o tengan fuertes inversiones en el sector energético de ese país. El llamado "lobby de Israel" es apoyado por las dos principales fuerzas políticas estadounidenses, el gobernante Partido Demócrata y el opositor Partido Republicano. Para ese grupo de presión, esas sanciones serían parte de una serie de otras "paralizantes", respaldadas eventualmente por la fuerza militar y de preferencia multilaterales, aunque por ahora unilaterales. Pero el gobierno de Obama argumenta que las sanciones unilaterales corren el peligro de alejar a países cuyo apoyo es esencial para lograr que el Consejo de Seguridad adopte medidas más duras. Además, las sanciones afectarían a la población iraní en general, y no tanto a los dirigentes de línea dura o instituciones específicas. Eso, a su vez, podría desatar una reacción nacionalista de apoyo de la ciudadanía al régimen y debilitaría al opositor Movimiento Verde, según la posición de la administración y sus partidarios. Pero Israel, que cree que la oposición es demasiado débil como para ser una amenaza seria al régimen iraní a corto plazo, sostiene que la situación nuclear requiere medidas más severas y urgentes. "Para mí es claro que el reloj que marca el colapso del régimen iraní avanza mucho más lento que el que lleva a Irán a convertirse en una potencia militar nuclear", dijo el ministro Barak ante una audiencia en el Washington Institute for Near East Policy (Instituto de Washington para la Política del Cercano Oriente). Esa institución es un centro de investigación muy vinculado al American Israel Public Affairs Committee (Comité de Asuntos Públicos Estadounidense-Israelí), la principal organización de presión a favor de Israel. El ministro israelí afirmó también que la adquisición de capacidad nuclear por Teherán constituiría para Israel, sino para Estados Unidos, un "punto de inflexión para todo el orden regional". La presión de Israel a favor de acciones más fuertes y urgentes tiene eco en neoconservadores de línea dura y en algunos de sus aliados nacionalistas que desempeñaron un papel determinante en persuadir al gobierno de George W. Bush (2001-2009) de que invadiera Iraq, lo que hizo en 2003. El ex embajador ante la ONU, John Bolton, argumenta desde hace meses que ni la diplomacia ni las sanciones prosperarán y que Obama debería al menos aceptar que Israel realice un ataque contra las instalaciones nucleares iraníes, u ordenar una ofensiva mayor de fuerzas estadounidenses, y cuanto antes, mejor. Este planteamiento fue respaldado hace poco por Sarah Palin, candidata a la vicepresidencia del Partido Republicano en las elecciones de noviembre de 2008. La postura de Bolton en cuanto a la ineficacia de la diplomacia o las sanciones para convencer a Irán es crecientemente compartida por personalidades influyentes, que ahora consideran la posibilidad de que la amenaza y las acciones militares sí puedan lograrlo. En febrero, Richard Haass, presidente del influyente Consejo para las Relaciones Internacionales, sostuvo en una destacada columna en la revista Newsweek que "el cambio de régimen" es la "única forma de detener a Irán". En una entrevista posterior con Fareed Zakaria, en el mismo semanario, opinó que Washington debe tomar en cuenta la acción militar unilateral para evitar que Irán adquiera armas nucleares. Pero estas posturas fueron refutadas esta semana por dos importantes analistas de la Brookings Institution, uno de los más antiguos centros de investigación de Washington. En otra columna, esta vez en el diario Financial Times, titulada "Ni siquiera piensen en bombardear a Irán", Michael O'Hanlon y Bruce Riedel advirtieron que Washington debe tener cuidado con las amenazas militares porque "podría terminar cumpliendo sus propias profecías". "La opción del ataque (…) carece de credibilidad", escribieron O'Hanlon, un partidario de la línea dura en la guerra con Iraq, y Riedel, que hace un año dirigió la revisión de la política de la administración de Obama en Afganistán y Pakistán. "Estados Unidos ya participa en dos campañas militares inmensas e impopulares en la región", agregó. "Dada la capacidad de Irán de tomar represalias contra Estados Unidos en Iraq y Afganistán, sencillamente no es creíble que vayamos a emplear la fuerza en el futuro previsible", opinaron. Washington debe "estructurar un régimen de sanciones que pueda evolucionar para contener a un Irán con armas nucleares", recomendaron los dos analistas.

GOTAS DE AGUA EN EL MEDIO DEL DESIERTO


La minoritaria voz de Tahir Ul-Qadria
Por Gabriel Ben-Tasgal para Guysen International News

Lo conocen como jeque Muhamad Tahir ul-Qadri pero también responde a la gracia de Quaid-e-Inqalab o Quaid-e-Mutrum. Nació el 19 de febrero de 1951 y hoy es un reconocido político y escritor musulmán, un poeta, un profesor y un estudioso religioso en Pakistán. La gran noticia es que este hombre ha publicado, en inglés y árabe, una fatwa (sentencia religiosa) en la que afirma, entre otras cosas, que "los terroristas suicidas se han convertido en héroes del infierno. El terrorismo es terrorismo, la violencia es violencia y no tiene cabida en la enseñanza del Islam. No hay ninguna justificación para ella, o cualquier tipo de disculpa o argumento", afirmó el Dr. Tahir-ul-Qadri. Se trata de una alentadora voz minoritaria entre millares de líderes musulmanes que han convertido a la violencia en parte inalienable del Islam moderno. ¿Una generalización? ¿Una exageración? No, simplemente un reflejo de aquello que está escrito en el Corán y que defiende la corriente central de los líderes musulmanes en la actualidad. Ante todo, difundamos la palabra del señor (ul-Qadri). Muhammad Tahir-ul-Qadri condenó este último martes a los terroristas como enemigos del Islam, publicando desde Londres una fatwa (sentencia religiosa) muy felicitada por el mundo occidental. Una fatwa es una opinión jurídica emitida por un especialista en ley islámica, sobre un tema particular, pero que no es necesariamente seguida por toda la comunidad musulmana. Muhammad Tahir-ul-Qadri dice que el terrorismo no debería encontrar justificación ni ser usado en nombre del Islam. La fatwa (de unas 600 páginas) incluye una condena a los ataques de Al Qaeda. Los terroristas "no puede pretender que sus suicidios sean visto como actos de mártires y así convertirse en héroes de la umma (comunidad de creyentes). No son héroes sino del fuego del infierno", explicó en una conferencia de prensa ante donantes y diputados británicos. Esta fatwa "puede ser considerada como un fuerte argumento teológico, el más importante hasta la fecha, contra el terrorismo islámico”, afirmaron desde la Fundación Quilliam de Londres, organización que lucha contra el extremismo musulmán. Ul-Qadri hizo hincapié en que el Islam era una religión de paz mientras llamaba a otros líderes religiosos a unirse a su posición. El Dr Tahir ul Qadri es líder fundador de Minhaj ul Corán International, una organización mundial cuyo objetivo declarado es el establecimiento de la unidad y el entendimiento entre las comunidades del mundo y la promoción de la educación entre los jóvenes para la promoción de la paz. Es también el fundador de la Fundación de Bienestar Minhaj que presta asistencia social entre los necesitados y la Universidad Internacional Minhaj, con sede en Lahore. Tahir-ul-Qadri es también el presidente fundador del partido político de Pakistán Awami Tehreek (PAT). Las declaraciones teológicas de ul Qadri deberían ser aprendidas en todas las mezquitas. La fatwa debería ser difundida y adoptada por todos los sabios del Islám. El mensaje debería multiplicarse en todas las madrazas. Lamentablemente, por el momento, se trata de una voz preocupantemente minoritaria. No nos engañemos… el Corán es el único de los textos sagrados que da consejos a sus adeptos para que hagan la guerra contra los no creyentes. Existen más de cien versículos en el Corán que exhortan a los creyentes a emprender la yihad contra los no creyentes. Algunos ejemplos: “¡Oh Profeta! Combate duramente a los que niegan la verdad y a los hipócritas, y sé inflexible con ellos. Y tendrán por morada el infierno, ¡qué horrible punto de destino!” (Corán, 9:73). En árabe, las palabras “Combate duramente” equivalen al árabe yahidi, una forma verbal del sustantivo yihad. “y cuando os enfrentéis [en combate] a los que se empeñan en negar la verdad, golpeadles en el cuello hasta derrotarlos por completo, y luego apretad sus ligaduras” (Corán, 47:4). Cuando los fundamentalistas le cortan la cabeza a un infiel lo que están haciendo es cumplir la orden ritual de “golpeadles en el cuello” recién citada. Esta guerra debía estar dirigida tanto contra quienes rechazaban al islam como contra quienes se declaraban musulmanes pero no cumplían plenamente con la fe: “¡Oh Profeta! Combate duramente a los que niegan la verdad y a los hipócritas, y sé inflexible con ellos. Y tendrán por morada el infierno, ¡qué horrible punto de destino!” (Corán, 9:73). En este sentido, el ejemplo más notable es el caso de Anwar El-Sadat, el ex presidente de Egipto, asesinado por la Jihad Islámica como castigo por declararse musulmán creyente y firmar la paz con Israel. El Corán lo dice claramente: es obligatorio combatir contra los judíos y los cristianos al igual que contra los “idólatras”: “Luchad contra aquellos que, a pesar de haber recibido la revelación, no creen en Alá ni en el Último Día, no consideran prohibido lo que Alá y Su Enviado han prohibido, y no siguen la religión de la verdad que Alá les ha prescrito, hasta que se avengan a pagar de buen grado la jizya, una vez que hayan sido humillados” (Corán, 9: 29). La Jizya era un impuesto infligido a los no creyentes para mantenerlos en un status de dimmhi (ciudadanos de segunda que debían ser soportados por el Islám hasta el momento que podían ser convertidos pero que mientras pagaban un impuesto por cabeza). A diferencia de lo que interpreta ul-Qadri, en el Corán dice claramente que el paraíso está garantizado a todos aquellos que “matan y son matados” por Alá: “Alá ha comprado a los creyentes sus vidas y sus bienes, prometiéndoles a cambio el paraíso, [y así] luchan por la causa de Dios, matan y son matados: una promesa cierta que Él se ha impuesto” (Corán, 9: 111). Una persona podría intentar darle un toque espiritual y una modernización a estos versículos, pero tomando como referencia la trayectoria histórica, no cabe duda de que Mahoma y el Corán hablan en un sentido literal. Ahora bien, el Corán es un texto que podría ser moderado por “hadices”, las tradiciones e interpretaciones de las enseñanzas de Mahoma. El Dr. Ul-Qadri nos presenta una visión minoritaria entre las interpretaciones vigentes. Y esto, ya que las voces moderadas en el islam han sido acalladas por la mayoría fundamentalista. La corriente principal de la tradición islámica ha interpretado estas órdenes como leyes permanentes impuestas por Alá a la raza humana: la umma (comunidad) islámica debe existir en un estado de guerra permanente con el mundo no musulmán, jalonado solamente por algunas treguas temporarias. He aquí algunos ejemplos: Ossama Bin Laden, que es solamente el más visible exponente de una red terrorista que se extiende desde lndonesia hasta Nigeria, Europa occidental y las Américas, cita reiteradamente el Corán en sus comunicados. En su “Declaración de guerra contra los americanos ocupantes de la Tierra de los dos lugares sagrados” de 1996, cita los suras 3: 145; 47: 4-6; 2: 154; 9: 14; 47: 19 y 8: 72, y, por supuesto, el notorio Sacrificio, dijo en su sermón: “Alabado sea Alá, que ha revelado el versículo de la espada a su servidor y mensajero [el Profeta Mahoma] para establecer la verdad y suprimir la falsedad”. En un sermón transmitido en el año 2000 por la cadena oficial de televisión de la Autoridad Palestina, el doctor Ahmad Abu Halabiya, miembro del Consejo de la Fatua de la Autoridad Palestina, declaró: “Alá el Todopoderoso nos ha señalado que no debemos aliarnos con los judíos o los cristianos, que no debemos quererlos, llegar a ser sus socios ni respaldarlos, ni tampoco firmar acuerdos con ellos. Y aquel que lo hiciera, es uno de ellos, como lo dice Alá: “¡Oh!, vosotros que sois creyentes, no toméis a los judíos o a los cristianos por aliados, porque son aliados unos de otros. Aquel de vosotros que los tomara por aliados será, por cierto, uno de ellos” [...] No tengáis piedad con los judíos, en ningún lugar, en ningún país. Combatidlos donde quiera que estéis. Donde los encontréis, matadlos”. Bin Laden y Ahmad Abu Halabiya son, lamentablemente, la inmensa mayoría en el mundo musulmán. El mundo occidental debe respaldar y reforzar las posiciones de personajes como el jeque Muhamad Tahir ul-Qadri, sin olvidar que parte del mundo musulmán representa cada uno de ellos.

Reenvia:
www.porisrael.org

UN ARTICULO EN LA INDIA PROVOCA SERIOS INCIDENTES


INDIA: Violentos disturbios en defensa de la burka
Por Sridhar

KOLKATA, India, (IPS) - Un artículo contra el atuendo musulmán "burka", atribuido a la escritora Taslima Nasrin, que ella niega haber escrito, desató disturbios esta semana en dos ciudades de India, confirmando que las tensiones religiosas y nacionalistas no cesan en este país de casi 1.200 millones de habitantes.
El desencadenante de los disturbios callejeros en Shimoga y Hassan, en el sureño estado de Karnataka, fue un artículo del diario Kannada Prabha donde la escritora bangladesí en el exilio se habría expresado contra el uso de la ‘burka’, una túnica femenina que cubre todo el cuerpo, incluyendo la cabeza y el rostro, sólo con una rejilla para poder ver. Las revueltas provocaron la muerte de dos personas, la quema de decenas de vehículos y daños a varios comercios el lunes y el martes. Las autoridades declararon el toque de queda, que sigue vigente en algunas zonas. El gobierno federal envió fuerzas militares para controlar la situación. Nasrin asegura que no escribió el artículo y se declaró "horrorizada" por los disturbios. El 1994 la escritora debió exiliarse en países occidentales luego de que fundamentalistas musulmanes en Bangladesh exigieran su muerte, acusada de "blasfemar al Islam" con su libro "Vergüenza". El diario de Karnataka atribuyó a Nasrin, ganadora ese año del Premio Sájarov para la Libertad de Conciencia, haber declarado que el profeta Mahoma no creía que las mujeres debían usar "burka", y que ésta sofocaba la libertad femenina. "La aparición del artículo es atroz. En ninguno de mis escritos he mencionado jamás que el profeta Mahoma fuera contrario a la burka. Por lo tanto, es un artículo distorsionado", declaró Nasrin a los medios de comunicación de India, mientras se encuentra en Nueva Delhi para renovar su visa. "Sospecho que es un intento deliberado de difamarme y es un uso incorrecto de mis escritos para generar disturbios en la sociedad. Deseo que impere la paz", agregó la autora. Luego de su paso por Occidente, en 2004 Nasrin se instaló en India hasta que en 2008 fue expulsada del país, tras cumplir ocho meses de arresto domiciliario por el acoso de fundamentalistas islámicos. Los disturbios actuales son el último recordatorio de la sensibilidad que despiertan los temas religiosos en este país con 83 por ciento de hindúes, 13 por ciento de musulmanes y el cuatro por ciento restante está repartido entre cristianos, sijs, jains, budistas y parsis. Eso implica una comunidad musulmana de 140 millones. En febrero, grupos nacionalistas hindúes protestaron contra una película de Bollywood --término que engloba a los estudios cinematográficos de la ciudad de Mumbai, antes Bombay-- protagonizada por el actor indio Shahrukh Jan, un musulmán que apoyó la inclusión de jugadores de Pakistán, un país mayoritariamente islámico, en una liga de críquet de India. Un grupo regional llamado Shiv Sena, que defiende la causa del pueblo marathi, del estado occidental de Maharashtra, destrozó los ventanales de vidrio de las salas de cine y rompió los carteles para impedir la exhibición de la película "My Name is Jan" (Me llamo Jan). También exigió el exilio de Jan en Pakistán. La película finalmente se estrenó a mediados de febrero con una fuerte protección policial. Los cinéfilos, especialmente jóvenes y seguidores del actor Jan, llenaron las salas a pesar de las amenazas de Shiv Sena. "El auge de la intolerancia en India se debe al respaldo administrativo que se le brinda a los fundamentalistas", argumentó el respetado sociólogo Dipankar Gupta. "Esta gente (fanáticos) puede matar por una causa, pero no morir por ella. Lamentablemente, con frecuencia gozan del apoyo administrativo de los gobiernos y los partidos en el poder, como sucedió en Mumbai con la película ‘Me llamo Jan’", opinó. "El caso de Taslima, que acaba de estallar, ha sido armado, y detrás de él hay motivos políticos", dijo Gupta en una entrevista. La semana pasada, los costos que implica el extremismo también salieron a la luz cuando el reconocido pintor M. F. Hussain, de 95 años, asumió la nacionalidad de Qatar tras las amenazas recibidas de grupos nacionalistas hindúes. Hussain se exilió en 2006 en Dubai y otros lugares luego de que los extremistas hindúes lo acosaran por retratar a sus diosas desnudas. El artista decidió cambiar su ciudadanía porque no se sentía protegido por el gobierno de India, explicó. "India es mi patria. Nunca podré odiar a mi patria. Amo a India, pero ella me rechazó", expresó Hussain en una entrevista de prensa. Sharmila Tagore, una actriz hindú de Bollywood casada con un jugador de críquet musulmán desde hace más de 40 años, calificó de vergüenza nacional que uno de los pintores más famosos de India haya tenido que exiliarse y aceptar la nacionalidad qatarí. "Es una gran pérdida. Para mí India es un país laico y democrático. Es lamentable que un icono cultural como Hussain tenga que demostrar sus méritos a esta edad", dijo al canal local NDTV en un debate sobre el tema. Sobre el caso de Nasrin, la escritora y asistente social de la nororiental ciudad de Kolkata (antes conocida como Calcuta), Mahasweta Devi, cree que tiene derecho a vivir en India y escribir lo que desee. "No sé qué ha escrito (si es que lo hizo) que haya provocado los disturbios. Pero sé que se limita a escribir. ¿Por qué no puede permanecer en Kolkata, de donde fue expulsada antes en nombre de los disturbios?", se preguntó Devi, que en 1997 ganó el Premio Ramon Magsaysay de Literatura, considerado el premio Nobel de Asia. "Esta ciudad permite la estadía de delincuentes, pero no de una escritora como Taslima. Es vergonzoso", agregó. "Efectivamente nos estamos volviendo intolerantes como sociedad. Es necesario tomar el camino de la moderación", comentó Sadia Dehlvi, conocida columnista y escritora. Pero Dehlvi cree que el tipo de escritura de Nasrin no debe alentarse. "Somos testigos del extremismo de los dos tipos: de los fanáticos religiosos y de los defensores de la libre expresión. No me adhiero a ninguno porque la moderación ha sido el pilar de la sociedad india", sostuvo.

ENTREVISTA A PERIODISTA ESPECIALIZADO EN TEMAS DE SEGURIDAD


No se quien mato a Mabhuh
Ana Jerozolimski, Semanario Hebreo, Uruguay

“No lo se, pero creo que fue el Mossad quien mato a Mabhuh ”
Así lo estima Aaron J. Klein, periodista investigador en temas de seguridad y autor del libro “Striking back: La masacre de las Olimpiadas de Munich en 1972 y la respuesta mortal de Israel”.

P: Aaron, medio mundo asegura que el Mossad mató al miembro de Hamas Mahmud el-Mabhuh en Dubai, aunque nadie puede demostrarlo. Recordemos ante todo por qué Mabhuh, en principio, podía ser blanco de Israel..
R: Ante todo, yo personalmente creo que fue el Mossad, pero claro está que no lo sé. Puedo solamente analizarlo y estimar. En cuanto a tu pregunta, el operativo en Dubai fue uno de varios llevados a cabo con la intención de desbaratar el esfuerzo de Hamas de lograr obtener lo necesario para lanzar misiles hacia la ciudad de Tel Aviv. Mabhuh era clave en esos esfuerzos y en general en todo el contrabando de armas de Irán a Gaza.
P: ¿Se puede resumir el operativo diciendo que salió “bien”? Es que por un lado, el hecho es que eliminaron evidentemente a la persona buscada. Por otro, está toda la complicación de las fotos publicadas por la policía de Dubai.
R: Creo que el objetivo por el cual se hizo este operativo-mandar a Mabhuh al otro mundo-fue logrado, sin que ninguno de los miembros de la célula haya sido capturado. Eso es lo clave. Aunque haya fotos publicadas por la policía de Dubai, el hecho es que la meta fue concretada y el hombre fue eliminado.
P: La eliminación de Mabhuh ¿Desbarata totalmente los esfuerzos armamentistas de Hamas?
R: Seguro les altera no poco, pero es difícil afirmar cuán decisivo es el golpe a largo plazo. Mucho depende, por ejemplo, de cuán centralizador era su enfoque en su forma de trabajar..
P: Si delegaba, enseñaba a otros o no..
R: Por supuesto. Eso no es sólo cuestión de política de una organización sino de forma de trabajar de una persona. Cuando fue eliminado en 1978 Wadie Haddad (antes miembro del Frente Popular para la Liberación de Palestina) , su organización quedó terminada. Cuando se mató a Fathi Shkaki en Malta en 1995, el Jihad Islámico no hizo nada durante tres años y luego, al retomar actividad, no fue al nivel que habría tenido con Shkaki ya que él era especialmente capaz y quien entró luego a sus zapatos, dado que él era, además, muy centralizador, no pudo hacer nada. Otro caso más reciente es el de Imad Mughniyeh, jefe máximo de operaciones de Hizbala, muerto hace dos años. Por ahora parece que nadie logró entrar a sus zapatos.
P: Pero está también la otra posibilidad: que el sucesor del eliminado sea para Israel mucho peor que él. Otro punto interesante es que a veces, el operativo de eliminación resulta “contraproducente” para quien lo perpetra, ya que el sucesor es peor que el eliminado,...como pasó después de matar a Abbas Mussawi, Secretario General de Hizbala. Hassan Nasrallah es mucho peor que él..
R: Exactamente. Nasrallah es mucho más extremista que su antecesor, mucho más articulado y más exitoso, para Hizbala, que Mussawi. O sea que hay cierto elemento de “apuesta” cuando se elimina a una figura central. Otro problema al respecto es que el logro, inclusive cuando lo hay como en el caso de Shkaki, es táctico y limitado, no es que pone fin a la motivación en el terreno, no elimina del todo a una organización. Les puede llevar unos años, pero vuelven. Además, la influencia no es estratégica en el sentido que no es que entonces la organización quiere dejar de hacer atentados, sino que por un tiempo, al sentirse insegura, baja su nivel de actividad, se cuida más....por ahí va la cosa.
P: Respecto a la duda acerca de si el sucesor de la figura a la que se decide matar será o no peor que él ¿dirías que es un elemento central al decidir si eliminar a alguien o no? Recordemos que lo seguro es lo que el actual hizo, mientras que respecto al futuro, es una mera especulación..
R: Justamente. Si se acumula material que confirma que la persona es la central, la que coordina y empuja los envíos de armas, en este caso de Irán a Gaza, él se convierte en blanco.
P: Pero no necesariamente la primera opción es matarlo ¿verdad?
R: No, en general no. También en este caso de las armas iraníes a Hamas, fueron “transmitidos” varios mensajes antes de llegarse a Mabhuh, si es que lo hizo Israel. Capturaron barcos llenos de armas, atacaron un convoy de camiones con armas y cohetes en Sudán, entre otros ejemplos y todo esto podía dejar en claro a Irán que no tiene sentido que siga enviando armas porque Israel, en general, logra enterarse e interceptarlas, al menos cuando son cargamentos muy grandes. Pero cuando nada ayuda, dado que el objetivo es impedir que Hamas consiga llegar una capacidad armamentista que resulta más peligrosa para Israel, se considera eliminar al elemento que se encarga del tema, Mabhuh.
P: ¿Cómo crees que en este caso se llegó al punto en que se decidió “hay que matarlo”?
R: Ante todo, un operativo así lleva mucho tiempo, se lo planea mucho antes...Pero inclusive desde el punto de vista de la decisión de eliminarlo, también es un proceso hasta que se llega al momento de decidir que debe morir. Mabhuh, claro está, no nació como coordinador de todas las armas de Irán a Hamas. No es que lo mataron porque organizó el secuestro de los soldados Ilan Saadon y Avi Sasportas ni tampoco para “castigarlo” por todas las armas que hizo llegar a Hamas, sino para frustrar sus próximos envíos, para frenar todo lo que podía enviar en el futuro.
Como dije al principio, Mabhuh tenía a su cargo el arma estratégica de Hamas: lograr llegar con un misil al centro de Tel Aviv. Saben que no nos pueden derrotar y que ningún otro país árabe llegó con un misil al centro de Tel Aviv. Eso es lo que quería conseguir.
P: Para impedir que siga haciendo lo que estaba haciendo...
R: Justamente. Mabhuh se fue de los territorios en los años 80. Cuando detuvieron barcos con armas de Irán via Egipto a Gaza, en distintas oportunidades, su nombre y su identificación, con la foto, se fue repitiendo cada vez más. Así se vio que Mabhuh está a cargo de contrabandos y organiza el eje de Irán hacia la franja de Gaza. Así se convirtió en blanco, porque de un interrogatorio a otro se llegó una y otra vez a que él estaba en el cuadro.
Gente que no era de Hamas sino marinos, por ejemplo, capitán de uno y otro barco, lo reconocían, confirmaban que él cargaba contenedores, que despedía a la gente del barco…gradualmente, comprendieron cuán central es en el sistema, a cuántos detalles se dedicaba. Así fue que llegó a la mirilla de Israel: porque comprendieron que es central, que es el nervio motor en ese tema. Captaron finalmente que es un elemento esencial en todo esto.
P: Y tu apreciación parte de la base, nuevamente, que supones que fue el Mossad...
R: No lo puedo afirmar, pero me parece que sí, que otros no tenían interés en algo así.
P: A Hamas no le faltan enemigos en Al Fatah, pero se estima que Fatah no es capaz de hacer un operativo tan sofisticado...
R: Es algo muy complejo. Según la policía de Dubai se hizo aquí uso de variados pasaportes, de distintos lados...no es algo que Fatah puede hacer así nomás. No me parece un asesinato “interno” sino algo muy profesional. Supongo que no pensaron que las fotos se publicarían tan ampliamente, pero está claro que tomaron en cuenta que había cámaras y que algo se filmaría, ya que vimos que cambian de aspectos y de identidades...
P: El problema con las fotos es que publicaron numerosas y la sensación es que la policía de Dubai identificó quizás como sospechosos a numerosos individuos con aspecto occidental, no árabes....Pero quizás la mitad no tiene nada que ver con el asesinato de Mabhuh....
R: Es totalmente cierto. La policía de Dubai hizo un trabajo bastante bueno al cruzar información de escenas captadas en el hotel y en el aeropuerto, pero no tienen nada más que eso, ya que sólo lo que hay es una serie de rostros, con o sin lentes, bigotes y demás. No hay algo claro. Es cierto que cuando en los aeropuertos y pasajes fronterizos se apliquen los sistemas de identificación biométricos, todo será más complejo, pero seguro ya buscarán cómo contrarrestarlo.
P: ¿Cómo deberíamos resumir los mensajes principales que Israel quiso transmitir, si es que realmente fue el Mossad quien mató a Mabhuh?
R: Ante todo, si fue el Mossad, se quiso transmitir a Hamas “haremos todo lo necesario para alterar vuestra capacidad armamentista y vuestros esfuerzos de conseguir cada vez armas y misiles de mayor alcance y poder”. También se quiso aclarar que Israel combatirá a Hamas a pesar de que quiere lograr una transacción en el caso del soldado Gilad Shalit. Y que sepan que aunque haya que actuar en el patio de atrás, lo que hay que hacer, será hecho. Y creo que también hubo un mensaje a Dubai, que se convirtió en lo que era años atrás Chipre: un lugar donde todos pueden pasar, comprar cualquier cosa, enviarlo adonde quieran....un punto de contacto o pasaje entre Irán y Occidente. Fue también una forma de decirles que tengan cuidado a quién dejan entrar.
P: El punto principal aquí parecería ser la disuasión..¿Eso se logró?
R: Yo creo que si, que el efecto disuasivo es muy grande. Hoy, más que nada Hamas, pero también Irán y otros, si realmente están seguros de que fue Israel, sienten que el Mossad logra llegar a cualquier lado.

EL METODO

P: ¿Cuán común era y es el método del asesinato para sacar del medio a una figura determinada?
R: La eliminación es un medio, una herramienta. Si se lo hace, es porque no se logró otra cosa. En general, un servicio de inteligencia va a preferir detener al hombre y poder interrogarlo, para sacarle la información con la que se logrará frustrar atentados, con la que se podrá desbaratar sus planes. No es que lo eliminan para castigarlo o para sacarle su dinero. El objetivo es impedir que pueda seguir haciendo lo que hacía, que no pueda volver a hacer atentados, frustrar lo que iba a hacer en el futuro.
El hecho es que en la gran mayoría de los casos, los operativos conocidos como asesinatos selectivos, fueron en la Franja de Gaza, donde no se podía entrar a detener a la persona buscada para llevarla a interrogatorio y juicio. En Cisjordania, la enorme mayoría de los buscados, fueron detenidos, no eliminados. Inclusive los peores enemigos de Hamas, como Abdallah Barghouti, responsable de haber preparado numerosas cargas explosivas sumamente letales en atentados, no fueron blanco de asesinatos sino que se trató de detenerlos, para poder sacarles información. Y el hecho es que él sigue preso.
P: ¿Qué rol ocupó el tema del asesinato selectivo en la historia de las guerras de Israel?
R: En el correr de los años hubo algunos casos de asesinatos. En los años 50 fue el caso de los científicos alemanes a los que se mandó sobres explosivos con la intención de frenar su actividad. En los años 60 no hubo prácticamente nada. En los 70 el tema se tornó más “ordenado” a raíz de la matanza de los atletas israelíes en las olimpiadas de Munich, tras lo cual se mató a todos los responsables. Querían impedir otro Munich y la forma de intentarlo fue matando a todos los que habían perpetrado el primero.
P: Sobre eso fue tu libro....
R: Así es. En los años 70 fueron algo menos de 20, en el exterior. En los 80, algunos aislados. En la segunda intifada hubo varias decenas, si no más de cien, pero a manos del ejército, no del Mossad. Y se trataba de gente a la que no podían detener. Yo pregunté explícitamente a altos miembros de los servicios de seguridad, en un caso puntual, por qué se mató a tal o cual persona de un grupo armado y me respondieron claramente: “Porque no lo podíamos traer a Israel. Pero no para castigarlo, sino porque seguía todo el tiempo intentando organizar más atentados”.

Reenvia:
www.porisrael.org

CUANDO LO INCREIBLE PASA A SER RUTINARIO


Blasfemia y Justicia en Pakistán
Rubén Kaplan

En un fallo inverosímil, que denota la peculiar justicia que impera en Pakistán, el país islámico que posee la bomba atómica, un representante de tribunal del distrito de Kasur, Punjab, el juez Ajmal Hussein, condenó a una pareja cristiana, Munir Masih y Ruqqiya Bibi, a cumplir una condena de 25 años de prisión, por haber tocado el Corán, sin higienizarse las manos. La sentencia fue confirmada por el Centro Para la Asistencia Letrada y Liquidación (CLAAS), una asociación que lucha por los derechos de los pobres y marginados, que dijo que la pareja fue acusada de “contaminar” el Corán, cuando lo tocaba, “sin haberse lavado las manos”. Según afirma Fareed Khan de la Agencia Fides en Islamabad, Munir y Ruqqiya habían sido liberados bajo fianza en enero pasado, pero fueron inmediatamente detenidos después que el juez falló en contra de ellos. El marido fue encerrado en la cárcel de distrito de Kasur, y la mujer fue enviada a la cárcel de mujeres en Multan. Ambos han empezado a cumplir 25 años tras las rejas. De acuerdo a trascendidos, fundamentalistas musulmanes pagaron sobornos, conociendo la predisposición a la molicie de policías corruptos, para que fabricasen pruebas que incriminasen al matrimonio cristiano. De ese modo, como corolario de la “investigación”, los imputados, fueron acusados de blasfemia y condenados a la desmesurada pena. Conforme a las secciones 295 B y 205-C del Código Penal de Pakistán, cualquier persona que profana el Corán o el nombre del profeta Mahoma es castigado con la muerte o la cadena perpetua. Implementadas en 1986 por el entonces dictador general Zia-ul-Haq, para atraer a la facción fundamentalista del país, las leyes de blasfemia se han convertido en una herramienta para perseguir a las minorías religiosas. Casi un millar de personas han sido acusadas hasta ahora en virtud de la ley, y cientos de personas se han convertido en sus víctimas. En los últimos dos meses, hubo dos condenas más contra los cristianos en Pakistán. El 11 de enero, un tribunal condenó en Faisalabad a Imran Masih, un cristiano de 26 años, a cadena perpetua por insultar y profanar el Corán. Fue acusado de la quema deliberada de versos del Corán y un libro en árabe con el fin “de fomentar el odio entre religiones y herir los sentimientos de los musulmanes".El 25 de febrero, un tribunal condenó en Karachi a Qamar David, también cristiano, a cadena perpetua por herir los sentimientos religiosos de los musulmanes cuando envió un mensaje de texto blasfemo.Según los datos recopilados por la Iglesia Católica Nacional de la Comisión de Justicia y Paz (NCJP), al menos 964 personas han sido acusadas de profanar el Corán o el nombre del profeta Mahoma, entre 1986 y este año, incluyendo 479 musulmanes, 119 cristianos, 340 ahmadíes, 14 hindúes y 10 de otras religiones. Desde su creación, la ley se ha utilizado como pretexto para los ataques, venganzas personales y los asesinatos extra-judiciales: Treinta y tres fueron cometidos a manos de individuos o turbas enfurecidas.Desde 2001, al menos 50 cristianos han sido asesinados después de ser acusados de blasfemia, afirmó la NCJP .La lista de víctimas de los extremistas musulmanes también incluye a miembros de otras minorías religiosas, así como islamistas disidentes. La comunidad Ahmadi-un grupo musulmán que no considera a Mahoma como el último profeta y, por tanto considerado herético por los sunitas y los chiítas, ha lamentado la pérdida de al menos 12 de sus miembros este año. Desde 1984, 107 ahmadíes han sido asesinados y 719 detenidos. Los cargos contra presuntos blasfemos, en casi todos los casos sin sustento, se han incrementado dramáticamente, respondiendo a intereses malintencionados, que culminan cuando turbas enfurecidas salen a buscar justicia por su cuenta. Incluso si alguien es arrestado por un solo testigo, el sospechoso podría ser desafortunada víctima de la tortura policial y la violencia. En muchos casos, bajo la presión de las multitudes agitadas por los mulláhs locales, los jueces han impuesto penas de muerte sin una sola prueba contra los acusados. Junto con las ordenanzas Hudood-Corán inspiradas en las reglas que imponen la flagelación y la lapidación de las acciones consideradas incompatibles con la ley islámica como el adulterio, el juego y el consumo de alcohol, las leyes de blasfemia son un ejemplo de una legislación sectaria y fundamentalista extrema. Con el tiempo, han contribuido a la islamización radical del país. Éstos son algunos ejemplos de personas que murieron a causa de las leyes de blasfemia de Pakistán:En julio de 2009, Rao, Zafar Iqbal, Un activista hindú de Pakistán y abogado de derechos humanos, recibió amenazas de muerte por su acción en defensa de las minorías. Una carta de amenaza provino de Jan Nisaran-e-Nabuwat y Aqeeda-e-Tahafuz-e-Kathme Nabuwat. El activista presentó una denuncia ante la policía, sin embargo, ésta se negó a atender su petición. Poco después, fue asesinado a balazos. Posteriormente, el 4 de agosto, un anuncio en el Daily Pavel justificaba el asesinato de Rao Zafar como "legítimo", porque su muerte fue "un servicio al Islam".Un agente de policía mató a Samuel Masih en 2004 en un hospital de Lahore. Samuel Masih había sido acusado el 23 de agosto de 2003, sobre la base del artículo 295 del Código Penal de Pakistán, por un delito punible con hasta dos años de prisión. Según la acusación, habría manchado la pared de una mezquita. Masih, que había estado sufriendo de tuberculosis, fue ingresado en el hospital el 21 de mayo de 2004. Al día siguiente, Fara Ali, el agente de policía encargado de su seguridad, le golpeó en la cabeza con un cincel. Samuel Masih murió el 28 de mayo de 2008 en el Hospital General de Lahore.Además de los individuos, comunidades e iglesias cristianas, se han convertido en las víctimas de la violencia que a menudo sigue a las acusaciones de blasfemia.El 30 de julio de este año, una turba de 3.000 musulmanes atacó la aldea de Koriyan y la incendiaron por un supuesto caso de blasfemia.El 1 de agosto, un grupo de extremistas musulmanes atacó la aldea de Gojra, donde mató a siete personas, incluidas mujeres y niños, que fueron quemados vivos.La historia de las últimas décadas en Pakistán ha sido testigo de muchas iglesias y pueblos cristianos atacados por falsas acusaciones de blasfemia: Kasur (junio de 2009), Tiasar (Karachi, abril de 2009), Sangla Hill (2005) y Shantinagar (1997).El 6 de mayo de 1998, en la puerta del Tribunal de Justicia de Sahiwal, Monseñor Jhon Joseph de 65 años, obispo de Faisalabad, puso fin a su vida descerrajándose un balazo, horas después de haber visitado a Ayub Masih, un paquistaní cristiano condenado a muerte por blasfemia.


EDUCANDO PARA DISCRIMINAR Y ODIAR


Antisemitismo español: La dirección del colegio es calle Molí S/N (46135) Albalat dels Sorells en Valencia
Fernando Cohen-Sur para Guysen International News


Si usted prefiere demostrar su disgusto por teléfono, disque +34- 961 480 159 o +34-961 480 159. La carta de protesta puede ser dirigida a un individuo llamado Joan Baptista Malonda, el director del instituto que educa hacia el antisemitismo. Este impresentable educador estuvo a punto de ser cesado por un expediente disciplinario aunque, finalmente, y gracias a la presión popular de 4000 padres, fue reasignado en ese establecimiento para el periodo 2009-2013. Desde este, el colegio El Castell de Almoines en Valencia (España) partieron las cartas antisemitas preparadas por niños 5 a 9 años, sendas loas a la judeofobia medieval y que rechazan el derecho judío a la existencia y a un estado propio.
La actividad educativa es manipulada y orquestada por los docentes, combinando “creatividad” con una serie de contenidos educativos universales y altruistas. Creatividad para traducir en dibujos aquello que aprendimos gracias a nuestros docentes. Una receta perfecta aderezada por el arraigado odio a los judíos MADE in SPAIN. ¡No, señor Zapatero! El antisemitismo español no es obra del Franquismo, ¡es obra suya también, de su gobierno, de su sociedad y de sus medios de comunicación!
Desde el citado instituto educativo de Valencia partieron las postales y cartas que llegaron a la Embajada de Israel en Madrid. Las cartas contenían mensajes tales como “ir a algún lugar donde alguien esté dispuesto a aceptaros”, “los judíos matan por dinero” y “evacuar el país para los palestinos”. El genial periodista Jorge Marirrodriga ha optado por tomarse el asunto con cinismo. “En España ningún niño utiliza el verbo “evacuar”. Ni por casualidad. Si acaso “te vas”, “que te pires” o “fuera, joeeeeee”. Según Marirrodriga los chiquilines han sido adoctrinados con el mensaje correcto. “De las tres frases, dos contienen errores gramaticales. Se dice “iros” y “evacuad”. Y además “evacuar para” es una patada al castellano, señal inequívoca de que los niños fueron aleccionados por un profesor también víctima de la LOGSE”, agrega. Para luego rematar “-… y es que en nuestro sistema educativo, desde hace tiempo, la gramática se ha puesto al servicio de la ideología. Y en este caso concreto, de la ideología antisemita. Porque, a la vista de las frases, no cabe duda de que no se trata “de una crítica legítima a la política de Gobierno israelí”, como dicen los cursis. Cursis antisemitas”.
¿Cuántos niños palestinos asesinados ha comido usted hoy”, le preguntaban al embajador de Israel en otra carta. Le faltó, para completar y rematar el líbelo con ¿Cuánta sangre palestina ha utilizado hoy para hacer matzá?”.
Preguntado y criticado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, el embajador español en ese país aseguró que "El Ministerio de Educación español no tiene nada que ver con el envío de estas cartas de los niños". Probablemente el Ministerio no tenga responsabilidad directa. Tampoco sería lógico suponer que en lugar de ir a jugar a la pelota en el patio del recreo, los niños se hayan quedado tranquilamente sentados para comenzar a escribirle al embajador de Israel. Además, buscaron ellos solitos la dirección de la embajada, compraron sellos y llevaron las misivas al buzón.
Como bien escribió Florencia Aurre en su carta desde su blog “Defendiendo a Israel”: “…vuestros maestros os han manipulado. Os han utilizado para que seáis su voz contra lo judío. Son unos desgraciados tan cobardes, que han aprovechado vuestra cortísima edad para adoctrinaros a su gusto. No han querido esperar a que os hagáis mayores y decidáis por vosotros mismos qué os parece más o menos justo. Se han limitado a contaros una serie de mentiras para que odiéis a los israelíes tanto como los odian ellos. Y probablemente, aunque seáis tan pequeños, lo hayan conseguido”.
¿Se trata de un episodio aislado del odio español hacia Israel? No. El "The Pew Research Center” de Chicago revela que dentro de Europa, España es el país en donde los prejuicios antisemitas han avanzado más desde el año 2005, pasando de un 21% al 46%. Otro estudio realizado por el Observatorio Español Escolar de Convivencia puso de relieve que más de la mitad de los estudiantes españoles de secundaria prefieren no sentarse en la clase junto a un joven judío (Enrique Krauze, El sospechoso Énfasis, El País, 04/02/2009).
Durante el año 2008, la Conselleria de Educación de Valencia le había abierto un expediente disciplinario al tal Malonda (¿Seguro que no se apellida “mala onda”?) por incumplimiento de ciertas normas sindicales y por no tomar una serie de exámenes obligatorios argumentando que la decisión de eliminar dicha prueba había sido tomada junto a los padres del colegio. ¡Progresista don Malonda! El citado expediente desencadenó múltiples adhesiones y protestas impulsadas por algunos sindicatos docentes. El "llamamiento a la solidaridad" con Batiste Malonda, que fue recogido incluso por la web del Foro Mundial de Educación, recibió más de 4.000 adhesiones de sindicalistas, profesionales, artistas, madres y padres y organizaciones de Europa, África, y América, así como la realización de varios actos y movilizaciones, según datos facilitados por los sindicatos.
¿El Ministerio de Educación de España y la Conselleria de Educación tomarán medidas disciplinarias en este caso o pasaran a ser secuaces del antisemitismo promulgado en colegio El Castell de Almoines en Valencia (España)?
Tengo mis dudas. Mis serias dudas. Por las dudas, aconsejo escribirle al Ministro de Educación de España, don Ángel Gabilondo Pujol en la Calle Alcalá, 36 (28071) en Madrid, España,teléfono 34+902 21 85 00 o escribirle a Alejandro Font de Mora Turón que es el Conseller de Educación de Valencia en la calle Avda. Campanar, 32 (46015) Valencia, España.

Reenvia:
www.porisrael.org

ANTISEMITISMO EN ESCUELAS PRIMARIAS Y SECUNDARIAS EN ESPAÑA


DEFENDIENDO A ISRAEL
FLORENCIO AURRE

Queridos pequeños de entre 5 y 9 años del colegio El Castell, de Almoines (Valencia, España).Recientemente, vuestros maestros os contaron un cuento en el que había dos bandos: los buenos que son los palestinos y los malos que son los israelíes, que como son tan malos, les quitan el país a los palestinos y matan a sus niños.Después de contaros esta historia, os pidieron que hicierais dibujos y cartas que después enviaron a la Embajada de Israel en España. En esos dibujos pedíais a los israelíes que se fueran de esa tierra y dejaran de matar a los niños palestinos. Y en vuestras cartas, los maestros os hicieron poner cosas como «Los judíos matan por dinero» «Evacuad el país para los palestinos». «¿No os da pena matar bebés?. «Marchaos a otro lugar donde os acepten» e intentaron que todos nos creyéramos que esas ideas salían de vuestras cabecitas de párvulo.Todavía sois muy pequeñitos para entender la gravedad de lo que vuestros maestros han hecho con vosotros. Espero que algún día os deis cuenta y les denunciéis por ello. Al fin y al cabo vosotros sois las víctimas de todo este lío y no tenéis ninguna culpa de tener unos maestros que ahora mismo tendrían que estar en la cárcel.Queridos pequeños, vuestros maestros os han manipulado. Os han utilizado para que seáis su voz contra lo judío. Son unos desgraciados tan cobardes, que han aprovechado vuestra cortísima edad para adoctrinaros a su gusto. No han querido esperar a que os hagáis mayores y decidáis por vosotros mismos qué os parece más o menos justo. Se han limitado a contaros una serie de mentiras para que odiéis a los israelíes tanto como los odian ellos. Y probablemente, aunque seáis tan pequeños, lo hayan conseguido.Queridos pequeños, hubo decenes de niños israelíes que les hubiera gustado tener una infancia alegre, bonita y feliz, como la que vosotros tenéis, pero no pudieron tenerla. ¿Sabéis por qué? Pues porque fueron asesinados por los palestinos. Sí, esos que vuestros maestros os dijeron que eran tan buenos. Supongo que os preguntaréis ¿Y si los palestinos son tan buenos, cómo han podido matar a estos pobres niños israelíes inocentes? Y la respuesta es sencilla: porque los palestinos no son los buenos. Ni tampoco necesariamente los malos. Y lo mismo ocurre con los israelíes. En esta historia, como en la vida en general, no se puede reducir todo a buenos y malos, porque el que para uno es bueno, para otro puede ser malo y viceversa. Pero esto es muy difícil de comprender para vosotros todavía. Por eso es tan grave lo que han hecho vuestros maetros: aprovecharse de su posición para inocularos la semilla del odio antisemita, ese odio que del que ellos están contaminados hasta la médula y del que a ellos ya nadie les podrá salvar nunca.Queridos pequeños, espero que tengáis una infancia feliz y alegre, alejados de todas estas cosas que no son para vosotros todavía y en las que nadie debió nunca involucraros. Por favor, cuando crezcáis no seáis nunca como esas alimañas retorcidas y asquerosas que son vuestros maestro

Reenvia:
www.porisrael.org

QUIEN,NO IMPORTA :PORQUE ES IMPORTANTE


Pavlov en Dubai
Por Julián Schvindlerman - Comunidades

De haber vivido en la actualidad, Iván Petróvich Pávlov (quién desarrolló su famosa teoría del reflejo condicionado entre 1890 y 1900) igualmente hubiera podido llevar a cabo su investigación y confirmar su tesis con igual precisión con apenas observar la actitud de los europeos hacia los israelíes durante la primera década del siglo XXI.
Para Europa, la muerte de un palestino presupone la culpabilidad israelí. Tan acostumbrada está a chillar contra Israel por el sufrimiento palestino que no puede siquiera concebir la noción de que algún tercero inflinga daño a su víctima dilecta. Bastó que el jefe de la policía de un país árabe señalara con un “99%” de certeza la participación sionista en el asesinato de un terrorista palestino para que Gran Bretaña, Irlanda, Francia, Alemania (y posteriormente Australia) citaran a embajadores israelíes a dar explicaciones por el uso de pasaportes de sus países en la sucia operación. Dubai -que aún debe dar explicaciones a propósito de la presencia libre en su territorio nacional, en un hotel de lujo, de un terrorista y pieza clave de la importación clandestina de armamento iraní a Gaza - pasó a la ofensiva. INTERPOL -que no eener un interés en la eliminación de Mahmoud Mabhouh -Fatah, Egipto, Estados Unidos- o que su muerte pudiera haber sido el resultado de las cruentas internas del mundillo del terror, parece no haber cruzado las mentes de los distinguidos diplomáticos europeos, quienes quedaron un poco en ridículo ante la aseveración posterior del mismo jefe de la policía dubaití de que al menos dos de los presuntos asesinos partieron de Dubai rumbo a Irán; un destino-refugio harto improbable para un agente del Mossad involucrado en la eliminación de un enlace iraní.
Quienquiera haya sido el ejecutor de esta operación, indudablemente le ha hecho un bien a la humanidad. El mundo es ahora un poco más seguro dado que hay un terrorista menos complotando muerte sobre la faz de la tierra. Desde el punto de vista de la logística, la operación fue un éxito: agentes foráneos encubiertos ingresaron a un país sin ser detectados, eliminaron al objetivo, no provocaron bajas colaterales, no sufrieron bajas propias y se fugaron sin que ninguno de ellos fuese arrestado. Misión cumplida. A posteriori, un abochornado Dubai puso el grito en el cielo y provocó un escándalo diplomático internacional al acusar precipitadamente a Jerusalem y revelar supuestas imágenes del grupo comando que fueron tomadas por cámaras que hoy en día se encuentran apostadas en hoteles, casinos y shopping centers de categoría en cualquier parte del mundo. Ciertamente hay precedentes del tipo en la lucha antiterrorista israelí: Yihye Ayash, Ahmed Yassin, Abdel Azíz Rantisi y el fallido intento contra Khaled Mashal son los casos más salientes de participación israelí en este tipo de operaciones contra el Hamas. Pero el precedente no crea, ni demuestra, culpabilidad.
De todos modos, aún si Israel fuese el responsable ¿exactamente cual es el motivo de la indignación? ¿Qué mató a un combatiente enemigo en tierras distantes? Bueno, la OTAN hizo precisamente eso para la misma época en Afganistán, provocando la muerte a docenas de talibanes de un saque e incluso ocasionando la muerte a decenas de civiles en las inmediaciones. El teatro de operaciones fue distinto, pero el objetivo el mismo: combatir al terrorismo islámico. Debe admitirse que el derecho a la auto-defensa necesariamente implica la comisión de un daño a terceros, especialmente a terceros decididos a matarlo a uno. Israel históricamente ha debido balancear sus requerimientos de seguridad con las restricciones de la ley y la moral internacional y ha emergido generalmente airosa. No debe olvidarse que la ley internacional define a los terroristas como “enemigos comunes de la humanidad” y postula el principio de que ningún crimen debe quedar sin castigo. Los propios Tribunales de Nüremberg, según ha explicado el profesor Louis Rene Beres, al ser establecidos en 1945 postularon que “lejos de ser injusto castigar [a un ofensor], sería injusto que sus crímenes permanezcan impunes”.
Este principio jurídico y moral fue honrado extrajudicialmente el mes pasado en Dubai.

DEFORMANDO LA REALIDAD Y LA CAMPAÑA ANTI ISRAELI


LA PROPAGANDA ANTI ISRAELI DESDE ADENTRO

Pallywood es un documental que muestra cómo los territorios palestinos se convierten en auténticos estudios de cine para fabricar la propaganda anti-israelí que vemos cada día en los medios. En primicia en España, dentro de Documentalia, el nuevo espacio de documentales presentado por Fernando Díaz Villanueva en Libertad Digital Televisión.

Pallywood, el documental completo 51:57

http://www.youtube.com/watch?v=FPVa41EwqTM

TAHIR ul-QADRI Y SU FATWA CONCILIADORA


Condena de manera absoluta atentados suicidas un líder musulmán: emite un edicto religioso en contra del terrorismo

El líder de un movimiento musulmán global, Tahir ul-Qadri, ha emitido un fatwa (edicto religioso), que llama a la condena absoluta del terrorismo.
Tahir ul-Qadri (foto), un ex legislador paquistaní, condena en su documento de 600 paginas a los atentados suicidas, "sin ningún tipo de excusas, pretextos o excepciones".
"No pueden proclamar que los atentados suicidas son actos de martirio y que quienes los cometen se convierten en héroes de las naciones musulmanas", dijo Qadri en una conferencia de prensa en Londres. "No, se convierten en héroes del fuego del infierno, y es allí a donde se dirigen".
Qadri también criticó a la organización terrorista de Osama Bin Laden, Al Qaeda, refiriéndose a ella como a "un viejo mal con un nombre nuevo".
"No hay lugar absoluto para el martirio, y su acto no debe ser considerado jamás como jihad", dijo.
El líder religioso el fundador de Minhaj-ul-Quran, un movimiento global que promueve un Islam apolítico y tolerante. La mayoría de los seguidores del grupo son paquistaníes

ENTREVISTA EN MEXICO A PILAR RAHOLA


Rahola combate a la izquierda tuerta
Por Silvia Cherem S.


A la periodista y política española Pilar Rahola (Barcelona, 1958) –quien se autodefine como: europea, española, catalana, católica y de izquierda–, México la dejó escamada y tardó casi una década en regresar. Como guerrillera de la conciencia, tiraba sus dardos en aquel 2002 contra la izquierda que, por intereses económicos y prejuicios atávicos avalaba dictaduras y, para su sorpresa, justamente en México se topó con “la izquierda rancia” que tanto combatía en Europa. Lo cuenta ella: “Se programó una ronda de entrevistas. La primera fue con uno de los columnistas destacados de La Jornada. Preguntó sobre una encuesta que había realizado el parlamento europeo para saber la opinión de los europeos con respecto a cuál era el país más peligroso del mundo. Más del 50% de los europeos había dicho que Israel, por encima de cualquier dictadura”. El periodista abordó con Rahola el tema imaginando que aplaudiría la encuesta y el prejuicio. Ella respondió que era una barbaridad, una demostración de la manipulación de los medios, del antisemitismo latente y una evidencia de hasta qué punto la población europea había perdido el norte. “Él se puso a pelear conmigo –relata quien fuera diputada de Barcelona y vicealcaldesa–. Acabé por preguntarle si era entrevista o debate. Fue un encuentro durísimo, retrógrada. Es la única vez que me han hecho una entrevista y no la han publicado; y no fue porque no moviera al debate, sino por censura, por un dogmatismo cerril, por un autoritarismo reaccionario de una parte de la izquierda, defensora de fascismos, que se niega a pensar. Aquello me marcó. Tuve claro que hay una línea brutal entre el pensamiento crítico y la consigna, entre el debate y la propaganda. En la barbarie se tocan los extremos: la izquierda y la derecha, igualmente fascistas, autoritarios y antisemitas”. Asegura que la mayoría habla de Israel, pero poco saben. “¿Se atreverían a hablar del conflicto de Ruanda, de Cachemira, de Chechenia del mismo modo? Israel está bajo la permanente lupa mediática y su imagen distorsionada contamina los cerebros del mundo. Diez años de guerras integristas en Sudán, con más de un millón de muertos, jamás han preocupado a ningún pacifista… pero Oriente Próximo es titular permanente y jamás hay grises: sólo buenos y malos, víctimas y demonios. ¡Hasta la que me vende el pan, que no sitúa Israel en un mapa, sabe que son malos! Por eso me atrevo a decir que hay un estigma antisemita, que sobre el Medio Oriente no se informa, se hace propaganda. Israel es la única democracia en la zona, un sitio que en 54 años de vida ha aportado ocho premios Nobel, adelantos científicos y tecnológicos, como internet, que hoy distinguen la vida moderna, pero demonizarlo es parte de lo políticamente correcto, y así, personas cultas, cuando leen sobre Israel están dispuestas a creerse que los malvados judíos se comen a los niños palestinos. No es decente ni correcto y por causas que mueven al fascismo y a la mentira, he decidido jugarme el pellejo”. La izquierda tuerta
Para Rahola, republicana de pura cepa y sobrina nieta del intelectual Carlos Rahola, el primer condenado a muerte por el gobierno de Franco, siempre han existido dos izquierdas: una que ama las libertades y el progreso social y lucha por ellos, y otra que defiende dictaduras, como la de Castro, Pol Pot o Chávez, destruyendo la base de la libertad. Asegura que las mentes más lúcidas de izquierda, han sido quienes, como Octavio Paz, Bernard-Henri Lévy, André Glucksman o Alan Finkielkraut, han tenido una doble lucha: por sus ideales, y contra los dogmas de la izquierda radical que los expulsa del paraíso ideológico por atreverse a pensar. “Superé hace mucho tiempo mi póster del Ché Guevara. Me repugna profundamente perder tantas energías en decir cosas tan obvias: en nombre de la libertad o la justicia no se puede matar ni destruir derechos fundamentales, en nombre de la libertad no se defienden dictadores ni gobiernos autoritarios”, señala quien vino a México invitada por Bnai Brith, organismo que desde su fundación en 1843 defiende los derechos humanos. Orgullosamente partidaria de la izquierda, desdeña el altar de lo políticamente correcto. “Para mí ser de izquierda es algo más que una definición ideológica, es una posición ante la vida, la sociedad y el pensamiento. Implica ejercer la crítica y la autocrítica. No acepto ni entiendo a quienes su posición ideológica les sirva como excusa para canalizar dogmatismos acríticos, maniqueísmos simplistas, racismos encubiertos y, peor aún, para verbalizar tonterías”. Su gurú es Albert Camus quien se opuso a las dictaduras y se alzó contra el terrorismo en Argelia. En Los justos el terrorista titubeó si matar al zar porque iba acompañado de su pequeño sobrino. “En aquel momento en que estaban tan de moda las luchas de liberación, Camus levantó su voz con claridad para puntualizar que siempre debe imperar la moral y que el fin no justifica los medios. A diferencia de Sartre que cerró el ojo, Camus se opuso al uso del terrorismo, al asesinato indiscriminado de civiles. También se opuso a Pol Pot, símbolo en el mayo de 1968, que hoy reconocemos que cometió un genocidio en Cambodia”. Para Rahola el mayor enemigo de la libertad en el mundo es hoy el fundamentalismo islámico. “El siglo XXI promete ser aún más sanguinario que el XX, que sumó estalinismo, fascismo y nazismo. Hoy el totalitarismo se ha mundializado. Un pequeño en cualquier rincón del mundo puede ser adoctrinado por un individuo perdido en Afganistán. Hoy el terrorismo es Goebbels con Internet y tenemos motivos para estar profundamente preocupados”. Argumenta que la izquierda, con enorme cinismo, le perdona la vida al terrorismo, no por afinidad ideológica sino por un antiamericanismo patológico. “Cuando en los 90 explotaron las bombas en Buenos Aires escuché a muchos asegurar que eso no era nuestro tema. Luego sucedió en Nueva York y hubo quienes lo justificaron: los americanos son malos, quizá se lo merecían. Cuando un suicida se inmoló en una cafetería de Tel Aviv o una calle de Jerusalén argüían que era cosa de judíos. En Kenya, Pakistán o Bali era porque ahí había muchos líos. Y luego nos sucedió en Londres y en Atocha y no había cómo explicárnoslo. Hubo irresponsables en los diarios que quisieron culpar a los judíos de lo que sucedía en Madrid. Parecían no entender que ese acto fue planeado cuatro años antes y que sólo obedece a nuestra irresponsabilidad por creer que el terrorismo islámico, que se opone a Occidente, no es cosa nuestra”. Va aún más lejos: “No nos protegimos, los servicios de seguridad sabían que podía suceder, habían identificado a los victimarios, pero tiraron las cintas porque no hubo intérpretes de árabe que las tradujeran”. América Latina abre las puertas al terrorismo A Rahola le inquieta que líderes como Chávez paseen sin el mayor escrúpulo a Ahmadinejad en Latinoamérica, ante el silencio de los políticos, la complicidad de la izquierda y la indolencia de los medios de comunicación. “Chávez es un fascista de izquierdas, un mesías reaccionario que usa la democracia para destruirla, empobrece a su rico país y lo peor es que, avalando el discurso antiyanqui y antiisraelí, ha dado entrada en Latinoamérica al fenómeno más perverso que existe en el mundo: el terrorismo islámico. La conexión no es ideológica, sino económica: cientos de miles de dólares han desembarcado en Bolivia, zonas de Ecuador y Venezuela, donde poblados indígenas son islamizados. En lugares con hambre, montan un hospital y les envían un iman”.
Asegura que la red de Hezbollah cabalga en Latinoamérica con sus lobbys de influencia, blanqueando gran parte del dinero jihadista, y que no sólo está desde hace años en la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil, sino que también comienza a infiltrar países como México, donde hay una proliferación de mezquitas en Chiapas. “Si seguimos pasivos, tarde o temprano lamentaremos haber alimentado este temible agujero negro que no sabemos hasta dónde llegará…” Rahola no teme seguir andando en solitario. Su piel se ha endurecido y no se calla. En la última década ha tolerando juicios, recriminaciones y amenazas continuas: “he ganado fortaleza, lucidez y conocimientos”. Los mellizos Kaczynski levantaron una querella criminal en su contra por haber acusado a Polonia de antisemita por las declaraciones de notables obispos y por el adoctrinamiento diario en Radio María. Por eso, evita Polonia. También rehuye visitar los países árabes, Venezuela y Cuba, por consejo de los servicios de inteligencia españoles. Pensó también que no regresaría a Brasil, de donde salió custodiada por policías del foro antiglobalización de Porto Alegre. Las amenazas de vida son continuas y de su casa sale a menudo con protección policíaca.
“Sé que me he puesto en la mira, pero no puedo evitarlo: tengo voz, información y compromiso moral. Cuando alguien me acusa que mi discurso es islamofóbico, yo respondo: ¿será el mío o el tuyo? Yo defiendo a las mujeres islámicas esclavizadas y a las niñas mutiladas; alzo la voz por los intelectuales con fatwas, por los estudiantes universitarios iraníes, qué también son musulmanes. Defiendo un Islam que tiene derecho a vivir en libertad con su religión y su cultura. La mayoría de los que se oponen a mi discurso defienden a los terroristas, a los ideólogos y a las dictaduras. Si nos callamos traicionamos también a los millones de musulmanes en el mundo que quieren vivir en paz y armonía”. Asegura que Europa titubea. Lamenta que se haya pedido perdón por las caricaturas de Mahoma, que el Papa haya pedido disculpas por decir que en nombre de Dios no se justifica matar, que se acepte que una mujer esté esclavizada tras el velo, o que una niña de 14 años no pueda ya estudiar. “Europa está ofuscada y confundida, debatiéndose en torno al multiculturalismo. El nazismo nos enseñó que hacer la siesta y no actuar, nos destruye, pero seguimos atados a los prejuicios y a la desmemoria. Hoy gran parte del mundo, incluyendo a Europa y a Latinoamérica, juega al síndrome de Chamberlain creyendo que se puede dar la mano al integrismo islámico, un planteamiento fanático, totalitario y bélico que atenta contra nuestros valores democráticos. No queremos darnos cuenta que la pagaremos si seguimos haciendo la siesta, si seguimos disculpando a Hamas, a la Jihad o a Hezbollah, como si se tratara de milicianos y no como lo que son: terroristas”. Rahola sostiene que el catolicismo ha abierto los ojos: “De ser el primer culpable del estigma antisemita, hoy es uno de los principales defensores del pueblo judío. Después de dos mil años de estigmatización de un pueblo, hay muchas meas culpas en la iglesia católica, y las voces más públicas comienzan a reconocer el error, pero aún su voz es muy bajita”. Asegura que hay demasiado dinero para sostener esta ideología totalitaria que contamina a diario a miles en mezquitas con imames fundamentalistas. “El conflicto palestino es una excusa y muchos se la tragan–arguye–. Siria, Arabia Saudita e Irán alimentan este conflicto de manera permanente y con enormes cantidades de dinero usan niños en actos suicidas, inculcando el amor a la muerte como forma de vida. El cerebro de muchos niños no es ya Harry Potter, sino un Ali babá de las montañas que los condena al suicidio”. El terrorismo islámico, señala, no implica guerrilleros románticos, ni héroes resistentes, ni propuestas de paz, aunque la semántica de los medios europeos así quiera calificarlos. “Simplemente ciudadanos destruidos en su individualidad, educados en el odio, usados para imposibilitar la paz, auténticas máquinas de guerra contra la convivencia, y dinero, mucho dinero del petróleo, dedicado a engordar, posibilitar y consolidar una ideología totalitaria contra Occidente. No olvidemos que de los casi 30 conflictos abiertos en el mundo, más de 20 tienen motivaciones islamistas, desde Cachemira hasta Chechenia, desde Sudán a Palestina”. La periodista señala que en Pakistán hay cuando menos siete mil madrazas coránicas que enseñan unos 600 mil alumnos y que se calcula que la mitad pasará a ser militante radical usando a la religión como arma contra Occidente. “Parte del problema es que el petróleo atenta contra nosotros mismos. Es nuestra arma de destrucción masiva, también lo es nuestra pasividad y miopía. De eso estoy segura”, concluye. RECUADRO Pilar Rahola, quien escribe una columna diaria en La Vanguardia y tiene un programa televisivo y otro radiofónico en su país, viaja desde el 2002 impartiendo conferencias de la manipulación mediática en asuntos de Medio Oriente, de la hipocresía a conveniencia de la izquierda, del terrorismo islámico y de la falta de libertades para la mujer en el Islam fundamentalista. Vive amenazada por musulmanes fanáticos que quisieran acallarla. Es doctora en Filología Hispánica y también en Filología Catalana. Tiene tres hijos, una biológica, Sira, y dos adoptados, Noé en 1993 y Ada en Siberia en 2001. Hija de un liberal que le enseñó a luchar contra el fascismo y de una mujer que le dio reciedumbre de carácter, creció entre políticos e intelectuales. Desde muy joven comenzó en el periodismo. De 1987 a 1990 fue directora de la editorial catalana Portic y fue la responsable de editar obras como Bella del señor de Albert Cohen y La hoguera de las vanidades de Tom Wolfe. De 1993 a 2000 fue diputada del Parlamento español por la Izquierda Republicana Catalana, la única diputada republicana de la Cámara. Participó en la investigación de corrupción del gobierno socialista. Fue también en esos años vicealcaldesa de Barcelona. En 1997, por conflictos, abandona su partido y fue cofundadora del Partit per la Independencia, que resulta un fracaso. “Me cansé de las luchas por el poder, los políticos sólo tienen síndrome de auto oficial”, acusa. Abandona la actividad política en 2000 y se da cuenta que la pluma es más poderosa. “La época más lúcida de mi vida es ésta en la que decidí dejar la política”, dice. Como periodista ha estado en tres guerras: la de los Balcanes, la de Etiopía contra Eritrea, y la del Golfo desde Jerusalén. Sus temas preferidos son: el Islam, la esclavitud de la mujer, la mutilación genital, el Oriente Medio y “las barbaridades que se publican sobre Israel”.
Visitó Israel por vez primera a los 19 años, con la mochila al hombro, inspirada por la ideología filo semita de su casa, paradójicamente en una España sin judíos. Llevaba la consigna de conocer un pueblo que, no obstante la persecución, consiguió salir adelante. Había leído Oh Jerusalén, de Dominique La Pierre, empacó latas de atún y casi sin dinero se instaló dos semanas en el kibutz Ein Gedi. “De ese pueblo, tenía la lírica: el dolor; y la épica, es decir la creación a partir de tierra pantanosa. Lo recorrí todo y mal, pero me fascinó”, dice. De entonces a la fecha ha vuelto decenas de veces a Israel. No se siente su abanderada, pero este país, dice ella, enarbola los valores democráticos en los que ella sustenta su credo: los derechos de la mujer, los débiles y la infancia, la lucha contra el racismo, la cultura, la libertad. “No todos sus gobiernos me gustan, pero hay una vida democrática interna muy crítica. Para mí Israel no es un problema, Israel forma parte de la solución, y sin embargo, pocos han querido verlo. La mayoría de ‘los expertos’ ni siquiera conoce la zona, hablar de este tema resulta gratuito”. Ha publicado entre otros: La questió catalana; Mujer liberada, hombre cabreado; Carta a mi hijo adoptado, Historia de Ada, Los derechos pisoteados de los niños y A favor de Israel, publicado en 2004. Su conferencia "Los judíos y las moscas" que dictó en la UNESCO en mayo de 2003, fue uno de los primeros textos europeos de denuncia del papel de la izquierda y de la falta de objetividad de los medios de comunicación con respecto a Oriente Medio. Es una voz crítica en su país; una rebelde, dice ella. Ha sido republicana en un país monárquico, anti taurina en un país de toros, mujer potente en un país machista, una izquierdista inconforme. “El mío no ha sido un camino de rosas, pero siento que no me he equivocado. La mejor trinchera es la palabra, la palabra que confronta ideas…”

Diario REFORMA. México.
Cortesia de Emilio Srougo. B'nai Brith Mexico. Consejo Nacional
Reenvia:
www.porisrael.org

EL TERRORISMO YIDAHISTA


Yenin, el embrión ideológico de la 'yihad' mundial
Por Sal Emergui (El Mundo) en Guysen International News


Ibrahim Ramadan arrestó recientemente a seis palestinos de Al Qaeda a punto de cometer un atentado. El general de la Autoridad Nacional Palestina en Yenin sabe algo que muchos desconocen. Su zona alberga el embrión ideológico de la yihad (guerra santa) mundial. La aldea de Silat al Hartiya es fundamental en la trayectoria del hombre más buscado del mundo, Osama Bin Laden, porque aquí nació en 1941 su mentor y padre espiritual, Abdalah Azzam.
Este carismático y fanático jeque palestino es una referencia para los yihadistas que se encuentran en las colinas de Afganistán, en los campos de refugiados de Gaza o en las células durmientes de Europa. Veintiún años después de su muerte, su discurso aún llena muchos cerebros de ideas y muchos cinturones de explosivos. El ex jefe del Mossad Efraim Halevy no tiene dudas: "Al Qaeda empezó cerca de Yenin".Leyendo una de las soflamas más famosas de Azzam, se entiende por qué sedujo al joven Bin Laden en los años 80: "Venceremos a nuestros enemigos y crearemos un Estado islámico en el mundo. Afganistán se ampliará, la yihad se extenderá. [...] El islam luchará contra los judíos en Palestina y creará un Estado islámico allí y otros lugares. Todos estos Estados se juntarán en una gran Nación islámica"."Azzam cambió el curso de la historia. Si no hubiera existido, Bin Laden quizás no hubiera elegido el camino de los atentados y el 11-S y el 11-M no se hubieran producido", comenta Asaf Maliach, un experto en fundamentalismo islámico que ha dedicado sus últimos cuatro años a retratar el perfil de Azzam navegando en la nebulosa virtual que camufla a Al Qaeda. "Bajo una identidad falsa, estoy en contacto con muchos miembros de la yihad. En más de 7.000 páginas web de grupos radicales –ya sean palestinos, iraquíes o afganos– se repite y reverencia el nombre de Azzam", añade Maliach tras publicar –junto a Shaul Shai– el libro titulado 'De Kabul a Jerusalén. Los más ancianos de su aldea natal recuerdan que Azzam era el más religioso de la Familia de los jeques'. A los cuatro años ya mostró un inusitado interés por el islam. Su madre contaba que se despertaba en las noches y veía rezar al pequeño Abdalah. Muy influenciado por las enseñanzas de Hassan Al Banna –fundador de los Hermanos Musulmanes de Egipto–, el joven palestino creó una sucursal en la aldea. Aún no había finalizado el instituto. La derrota árabe en la guerra de 1967 le traumatizó y abandonó su hogar. Fue profesor en Amán, Yidda (Arabia Saudí) e Islamabad. Sus lecciones iluminaron a líderes afganos y voluntarios árabes de todo el mundo. Entre ellos, un joven millonario de 27 años llamado Osama Bin Laden. En Peshawar, la ideología del venerado jeque se unió a la fortuna y talento organizativo del saudí para crear la Oficina de Servicios, que canalizó la ayuda a la resistencia antisoviética en Afganistán. Eran los cimientos de Al Qaeda. En Silat al Hartiya el tiempo agiganta su recuerdo. La principal mezquita y el principal colegio se llaman Shahid Abdalah Azzam. Pocos hablan abiertamente, ya que temen ser escuchados por los servicios secretos israelíes, palestinos o estadounidenses. El hermano de Azzam, Abdel Malek, recuerda que "Abdalah era el más mimado de la familia. Nadie podía saber que estaba con un tal Bin Laden. Cada uno siguió su camino". El de Azzam se refleja en un panfleto escondido en un pupitre: "Rezo a Alá que permita a la yihad explotar en los pies de los infieles en todo el mundo".Cuando el coche de Azzam voló por los aires en 1989, se sospechó de sus enemigos... y de Bin Laden. "Se especula que le consideraba no sólo su mentor, sino también una amenaza para su liderazgo", afirma Maliach. El líder de Al Qaeda lo desmintió: "Es mentira. Quien vive entre nosotros sabe la fuerte alianza que tenía con el jeque Azzam. No es lógico que alguien se corte su propia cabeza". Su legado es la munición más peligrosa del Ejército que lidera su entregado discípulo.

EL RINCON DE GEORGE CHAYA


La guerra no es la única opción
George Chaya , Semanario Atlántico, USA


Ante la persistente negativa del régimen persa en dejar de lado su programa nuclear, o incluso para entrar en negociaciones serias, el presidente Obama acaba de prometer sanciones estrictas y duras para la República Islámica de Irán. Dichas sanciones, e incluso los embargos, no causarán problemas al gobierno iraní del líder supremo Ali Khamenei y de su representante, el presidente Mahmoud Ahmadinejad, tales sanciones no lograran revertir el curso y poner fin al controversial programa nuclear. En verdad, nada va a convencer al actual régimen iraní a retroceder en su loca carrera para convertirse en una potencia atómica. Khamenei y sus estrechos colaboradores de los Guardianes de la Revolución Islámica son partidarios de considerar el proyecto nuclear como prioritario para mantenerse en el poder y continuar con el control de Irán.
Para Khamenei, Ahmadineyad y el Pasdaran iraní, alcanzar el poder nuclear significa: a) erigirse en un poder a partir de cuya fortaleza el chiísmo avance sobre la sunna representada en la región por la casa Saud (Saudi Arabia); b) fortalecer su régimen represivo ante la creciente oposición de la sociedad civil; y c) la obtención de armamento y poderío nuclear lo posicionaría en igualdad de condiciones ante su jurado enemigo israelí situándolo en posición de poder ejecutar las amenazas lanzadas en reiteradas ocasiones por Ahmadinejad en relación a borrar al estado judío de la faz de la tierra.
Si nos ceñimos a los acontecimientos y las conductas del régimen iraní de los últimos 3 años, incluso con las sanciones y embargos, difícilmente su dossier nuclear se pueda detener a esta altura de los acontecimientos, y en este sentido Francia lo ha percibido y de hecho su canciller lo ha declarado en la Unión Europea, lo mismo la cancillería alemana y hasta Moscú ha despertado de su sueño auto-inducido y de años de colaboración con el régimen de Teherán.
¿Es una guerra la única opción? ¿Qué se debe hacer en consecuencia?
Es cierto que las sanciones todavía tienen un papel importante que desempeñar, pero se debe comprender cuál es ese rol. Ejercer presión económica sobre Irán no hará que su liderazgo revierta sus políticas en curso, pero si puede convencer a la mayoría de los iraníes de clase media y baja que hasta ahora no se pronuncian contra “el establishment” que este régimen está más preocupado por mantenerse en el poder que por el bienestar de Irán. La presidencia de Mahmoud Ahmadinejad ha sido una profunda decepción para la mayoría de los iraníes y las protestas en las calles muestran esta decepción de forma prístina.
El candidato Ahmadinejad prometió en 2005 que iba a introducir reformas económicas y que llegaba al poder con políticas anti-corrupción que prometió implementar, pero jamás cumplió. Cuatro años más tarde, la ciudadanía iraní vio con claridad que las reformas no se realizaron y que la economía había empeorado considerablemente debido, en gran medida, a las ingentes sumas de dinero destinadas a la financiación de grupos terroristas aliados de Irán en el extranjero (hezbollah, hamas, jihad islámica y los grupos insurgentes en Irak), así como las sumas gastadas en el programa nuclear y los sistemas de nuevos misiles.
Cansado de ser esquilmado; el pasado año, el electorado iraní votó por un cambio, y fue allí cuando los iraníes descubrieron cuán corrupto era su gobierno cuando Ahmadinejad fue declarado ganador por mayoría de dos tercios el mismo día de la elección, aun cuando no todos los sufragios habían sido contados y cuando el voto real había sido abrumadoramente mayoritario a favor del líder opositor, Mir Hussein Moussavi, ello dio lugar a lo que se conoció como “la revolución verde” y los iraníes comenzaron a cuestionar la legitimidad de su gobierno volviéndose la mayoría del pueblo contra el régimen a pesar de la cruenta y violenta represión que dejo un coste de cientos de muertos inocentes.

En este escenario, la impopularidad del gobierno trepo a niveles inimaginables en los últimos meses, más aun cuando éste decidió poner fin al programa económico de subvenciones que ha estado en vigor durante treinta años “los subsidios en Irán son muy comunes y van desde el combustible hasta el precio de la carne y el pan”. Para las clases bajas, la pérdida de los subsidios resulto excesivamente dolorosa, según informes de la cadena Al Jazzera, “el índice de pobres en el país se disparo a cifras mayores que las de los años 70”. “La inflación real fue del 31% durante 2009 y sin los subsidios a los alimentos básicos puede ser que la inflación supere tres veces ese 31% a finales de 2010”. “Los niveles de población desempleada en menores de 30 años de edad treparon al 25%” según el mismo informe de la cadena televisiva árabe. Todo ello muestra que la olla persa se encuentra en estado de ebullición.
Las sanciones y los futuros embargos deberían centrarse sobre todo lo que Irán este solicitando del mundo exterior solicito el presidente Obama a sus pares ruso y chino en la primera charla sobre el tema “excepto alimentos y medicinas” y lo mismo para las exportaciones del crudo que produce Irán. Con ello, puede que Occidente logre aumentar la presión al punto que los iraníes en las calles digan basta a este régimen antidemocrático y represivo. Los manifestantes llevan casi nueve meses cantando:”Ni Gaza ni el Líbano es nuestro asunto, no a Gaza, no al Líbano; Irán es nuestro país”, lo cual indica el descontento popular con el apoyo del régimen iraní a Hamas y Hezbollah.
Pero lo importante es que Occidente comprenda que la presión económica, las sanciones y los embargos tienen su lugar en el conflicto con la República Islámica de Irán desde bastante tiempo atrás, y nadie debe equivocarse, Occidente esta comprometido en una guerra que este régimen iraní comenzó en 1979 contra él.
La guerra económica afecta a las clases más bajas antes que a los privilegiados del régimen, esto es lamentable, pero si esa guerra económica se acompaña de una campaña de apoyo a la “revolución verde” de la misma manera que se apoyo las revoluciones de Polonia y del resto de Europa Oriental en el pasado, el pueblo iraní se sentirá apoyado y responderá positivamente buscando su propia libertad.
En otras palabras, el presidente Barack Obama y la Secretario de Estado Hilary Clinton pueden y deben hacer mas allá de las sanciones que se preparan en el Departamento de Estado y en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, y si realmente quieren ayudar a frenar al régimen de Teherán, ellos deben seguir el ejemplo del Papa Juan Pablo II, del sindicalismo polaco y de Europa occidental durante la confrontación en los años de la Guerra Fría y que dio lugar a la caída de la ex Unión Soviética, el presidente Obama debe apoyar abiertamente y sin sonrojarse al pueblo iraní, tanto como el presidente Ronald Reagan lo hizo con los disidentes soviéticos de aquellos años. Así, la sociedad persa comprenderá el gesto y percibirá que realmente Occidente esta de su lado y contra el régimen de los mullah que los está llevando directamente hacia el acantilado en todo sentido.
El liderazgo disidente iraní declaro hace pocos días en Alemania que: “ahora es el momento de quitarse de encima el régimen corrupto de Khamenei, Ahmadinejad y sus Pasdaran”, estas no son declaraciones menores, pero es importante que la comunidad internacional comprenda qué efecto puede tener una guerra con Teherán, ir a Irán no será un paseo por el parque, de allí que resulta de suma importancia tanto las sanciones y el embargo, como también que con ello no resolverán la situación si no se presta abierto y decido apoyo al pueblo y la sociedad civil de Irán.

Reenvia:
www.porisrael.org

ISLAM EN POSITIVO


Condena de manera absoluta atentados suicidas un líder musulmán: emite un edicto religioso en contra del terrorismo

El líder de un movimiento musulmán global, Tahir ul-Qadri, ha emitido un fatwa (edicto religioso), que llama a la condena absoluta del terrorismo.
Tahir ul-Qadri (foto), un ex legislador paquistaní, condena en su documento de 600 paginas a los atentados suicidas, "sin ningún tipo de excusas, pretextos o excepciones".
"No pueden proclamar que los atentados suicidas son actos de martirio y que quienes los cometen se convierten en héroes de las naciones musulmanas", dijo Qadri en una conferencia de prensa en Londres. "No, se convierten en héroes del fuego del infierno, y es allí a donde se dirigen".
Qadri también criticó a la organización terrorista de Osama Bin Laden, Al Qaeda, refiriéndose a ella como a "un viejo mal con un nombre nuevo".
"No hay lugar absoluto para el martirio, y su acto no debe ser considerado jamás como jihad", dijo.
El líder religioso el fundador de Minhaj-ul-Quran, un movimiento global que promueve un Islam apolítico y tolerante. La mayoría de los seguidores del grupo son paquistaníes

MI ENFOQUE desde ISRAEL por DAVID MANDEL


No. 311

En este número:
· Respetan la fuerza, desprecian la debilidad
· "La Semana de Apartheid Israelí": rienda suelta al odio
· Malmo, la islamización de una ciudad sueca
· El campanazo #13
· Mi contribución a "La Semana de Apartheid Israelí"

Respetan la fuerza, desprecian la debilidad

El Islam es una religión que, desde sus inicios, se propagó por la fuerza de la espada. Mahoma fue un profeta guerrero, cuya doctrina de conversión violenta nadie podría confundir con el mensaje de fe y justicia social de los profetas hebreos, con la prédica de amor al prójimo de Jesús, o con las lecciones de paz y tolerancia de Buda.
La expansión del Islam no fue por prédica pacífica sino por la violencia y por la fuerza. Gracias a su fanatismo y a su capacidad guerrera los seguidores de Mahoma, pocas décadas después de su muerte, conquistaron el Medio Oriente, Persia, partes de la India, el norte de África y la península ibérica.
La tradición de respetar el uso de la fuerza y despreciar los signos de debilidad subsiste hasta hoy en la mentalidad islámica en general y árabe en particular.
Arafat rechazó la propuesta de Ehud Barak y del Presidente Clinton en julio del año 2000, en la Conferencia de Camp David, de entregarle prácticamente todos los territorios que exigía, debido a su convencimiento de que la solución al conflicto del Medio Oriente no podía ser pacífica sino sólo a través de la violencia. Es por eso que Arafat, al regresar de Gaza con las manos vacías fue recibido como un héroe por los palestinos. Pocas semanas después lanzó la Guerra del Terror, con la cual intentó conseguir por la violencia lo que había rechazado recibir en negociaciones de paz.
La historia y mentalidad de los árabes hacen que respeten la fuerza y desprecien lo que ellos consideran debilidad.
El retiro unilateral e incondicional del ejército israelí, en junio del año 2000, de la zona de seguridad en el sur del Líbano, fue considerado por los árabes como una demostración de debilidad. Esto incentivó a la organización terrorista libanesa Hizballah a disparar cohetes Katyusha a las poblaciones civiles de Israel, y a raptar soldados israelíes. La reacción de Israel, en el año 2006, fue tan contundente que, desde esa fecha, a pesar de tener hoy muchos más cohetes que los que tenía hace cuatro años, Hizballah no ha vuelto a disparar a poblaciones israelíes. Su jefe, Nasrallah, desde entonces, vive escondido en un bunker.
El retiro unilateral e incondicional, en agosto del año 2005, del ejército israelí y de los 8,000 civiles israelíes que vivían en Gaza, fue considerado por Hamás y los palestinos como una demostración de debilidad, y provocó andanadas de cohetes a los pueblos israelíes vecinos. La reacción de Israel, en enero del año 2009, fue tan contundente que, desde esa fecha, Hamás ha cesado de disparar cohetes a Israel, (aunque algunas organizaciones terroristas más pequeñas aún lo hacen esporádicamente).
Tal vez no sea politically correct decirlo, pero es la realidad. Los árabes respetan la fuerza y desprecian la debilidad. Sólo prevalece la paz cuando perciben a Israel, no como un tigre de papel, sino como un tigre que reacciona a la provocación con un zarpazo.

"La Semana de Apartheid Israelí": rienda suelta al odio
La "Sexta Semana Internacional del Apartheid Israelí" se celebra este año, en más de 40 universidades de Canadá, Estados Unidos y Gran Bretaña, con el objeto de dar oportunidad a sus participantes para expresar en un marco organizado el odio que los obsesiona.
La Semana del Apartheid Israelí es excepcional por dos motivos. Primero, es la única "semana" que dura 14 días, del 1 de marzo al 14 de marzo. (Esto da motivo para considerar que no ha sido organizada por la Facultad de Matemáticas, cuyos miembros sostienen que una semana sólo tiene siete días y no catorce).
Segundo, es la única "celebración" en el mundo dedicada a demonizar, condenar, boicotear, sancionar, e ilegitimizar a una nación específica. Como su nombre, "Apartheid Israelí", lo indica, esa nación es el Estado Judío, cuyo crimen básico e imperdonable, según los participantes de la "Semana", es su existencia.
La Semana del Apartheid Israelí demoniza a Israel con los mismos métodos de propaganda, mentiras y calumnias que Hitler y Goebbels usaban para demonizar a los judíos. La causa es la misma: para los participantes de la Semana la existencia del Estado Judío es un crimen; para Hitler la existencia de los judíos era un crimen.
No hay país santo en el mundo, e Israel no es la excepción. Israel, un país democrático, rodeado de dictaduras enemigas que sueñan con su destrucción, ha cometido errores que merecen críticas. Pero, si se observa la situación del mundo en forma imparcial, no cabe duda de que hay muchos otros países cuyos errores y abusos merecen condena, pero no son criticados y nadie les dedica una semana de odio.
En Arabia Saudita la mitad de la población (las mujeres) carece de derechos civiles. Irán condena a muerte a homosexuales y a gente de la religión Bahai, y quiere perpetrar genocidio nuclear contra otra nación. Sudán es responsable de la muerte de cientos de miles de sus ciudadanos. China está destruyendo la identificación étnica del Tibet y reprime con mano dura toda protesta civil.
Las guerras de otros países, (por ejemplo, las de Estados Unidos en Irak y Afganistán, y la de Rusia en Chechenia) han causado, y siguen causando, muchísimas más víctimas civiles que los conflictos donde Israel ha participado,
A ninguno de estos países se le ha organizado una semana anual de odio concentrado, ya que, a diferencia de Israel, su existencia como estados soberanos no es considerada un crimen.
En una celebración de odio a Israel no podía faltar un parlamentario árabe-israelí. En este caso es el jefe del partido Balad, Jamal Zahalka, cuyo sueldo de miembro de la Knesset es pagado con los impuestos que pagan los israelíes, quien dará el discurso de apertura condenando a Israel y a su existencia.
Tampoco pueden faltar israelíes y ex-israelíes que unen su voz al coro de odio contra su propio país. Allí estarán Adi Ophir, profesor de Historia en la Universidad de Tel Aviv; Daniel Machover, residente en Londres, fundador de la organización "Abogados a favor de los derechos de los palestinos", y activista principal en la campaña para arrestar funcionarios israelíes que visitan Gran Bretaña; Eyal Sivan, productor de películas documentales anti-israelíes; Michael Warschawski, quien se proclama, "importante luchador israelí contra el apartheid".
También tomarán parte activa los profesores Ilan Pappe y Avi Shlaim, hoy residentes en Gran Bretaña, donde continúan con sus actividades pro boicot de Israel.
Lo que si es seguro: durante los catorce días de la Semana de Apartheid nadie mencionará algunos de los siguientes puntos:
· Los palestinos de la Cisjordania han tenido un desarrollo económico del 7% en el año 2009, uno de los más altos en el mundo.
· Israel provee a Gaza con agua, electricidad, combustible y todos los productos básicos que necesita, y recibe a enfermos palestinos en sus hospitales.
· En Israel los árabes, hombres y mujeres, tienen los mismos derechos que todos los otros ciudadanos, para votar por sus representantes, y ser elegidos a la Knesset.
· En las universidades hay numerosos profesores y estudiantes árabes. (Zahalka, cuyo discurso abre la Semana de Apartheid, tiene un doctorado en farmacia de la Universidad Hebrea de Jerusalén).
· Todos los hospitales de Israel tienen médicos árabes―cuya capacidad profesional está al mismo nivel que la de sus colegas judíos―y pacientes árabes, que reciben el mismo trato que todos los otros pacientes, sin distinción de religión u origen étnico.
· Hay árabes en el poder judicial y en el cuerpo diplomático.
· La película que ganó el Oscar israelí, y representa a Israel en el certamen del Oscar en Hollywood, fue dirigida por un árabe israelí, y la mayor parte de sus actores son árabes.

Malmo, la islamización de una ciudad sueca
La ciudad de Malmo fue fundada en el siglo XIII, y durante varios siglos perteneció a Dinamarca. En el siglo XVII Suecia la conquistó y anexó a su territorio. Hoy, en número de habitantes, es la tercera ciudad sueca, después de Estocolmo y Gothenburg.
40% de sus 300,000 habitantes han nacido en el extranjero, la mayoría de ellos musulmanes provenientes de Irak, Líbano, Irán, Afganistán, Turquía, Somalia, y Pakistán. Los tres nombres más populares el año pasado para los recién nacidos son Elías, Mohammed, y Yusuf.
Hace algunos meses tenistas israelíes debían jugar contra tenistas suecos en el certamen de la Copa Davis. Una turba de 6,000 musulmanes, izquierdistas y anarquistas protestó violentamente, y las autoridades, en vez de controlar la situación, optaron por la cobarde solución de realizar el certamen en un estadio vacío, sin público.
Los insultos y expresiones de odio a los judíos proliferan. Los ataques no sólo son verbales sino también físicos. El año pasado más de 80 judíos fueron agredidos en las calles de la ciudad. El alcalde de la ciudad, de tendencia izquierdista, demuestra gran simpatía a sus votantes musulmanes, y dice que el sionismo es tan malo como el antisemitismo. Respecto a una demostración pro-Israel que fue atacada con botellas, huevos y cohetes, mientras la policía se limitaba a observar, el alcalde comentó que él hubiese preferido que los judíos de Malmo demostrasen contra las acciones de Israel en Gaza. En su opinión judíos que apoyan Israel son blanco legítimo de los antisemitas.
Una sinagoga ha sido incendiada, y el cementerio ha sido profanado por vándalos. Paredes de instituciones judías han sido pintadas con lemas antisemitas.
Los judíos ven que la situación va de mal en peor, y que las autoridades son indiferentes al problema. La reacción de las familias judías es abandonar la ciudad, y en ciertos casos el país, y emigrar a otros países, incluido Israel.

El campanazo #13
Cuando uno escucha las campanas del campanario que dan la hora, si, después de doce campanazos, hay uno más, el campanazo número 13 desvirtúa a todos los anteriores.
Khalfan Tamim, el jefe de policía de Dubai, impresionó a todo el mundo al declarar que once agentes habían asesinado al terrorista palestino Mahmoud al-Mabhouh. Las alabanzas fueron tantas que Tamim hizo nuevas declaraciones diciendo que no eran 11 sino 26, evidentemente considerando que, "si me admiran por declarar que eran once asesinos, me admirarán aún más si declaro que eran 26 ó 27".
Lamentablemente, con esa declaración, Tamim hizo sonar el campanazo #13. Once agentes es un número que se puede creer, pero 26 o 27 ya son demasiados. (¡Imagínense nomás, el costo de los pasajes!).
Las cosas no mejoraron cuando Tamim declaró que dos de los nuevos sospechosos habían huido en un barco a Irán, lo cual, si fueran del Mosad, seria poco probable, ya que para un agente israelí escapar a Irán equivale a ir de Guatemala a Guatepeor.
El momento de gloria de Tamim ya pasó. Hoy, como dicen en el Perú, la está embarrando. En su más reciente declaración dijo que va a estar alerta para que no entren israelíes en Dubai, no importa que pasaportes porten. Para este fin anunció que va a entrenar a la policía de Dubai para reconocer israelíes de acuerdo a sus características faciales y físicas. (Posiblemente equipará a cada policía de inmigración con una regla para medir el largo de la nariz de cada pasajero sospechoso de ser israelí. Bajarles los pantalones no sería útil ya que los árabes también se circuncidan).
Mientras tanto, es curioso que a los países europeos no les interesa saber si uno o más de los cuatro pasaportes que portaba el finado al-Mabhouh, es de ellos.

Mi contribución a "La Semana de Apartheid Israelí"
Yo creo que toda organización debería tener un himno, y que éste se debería cantar en la apertura y clausura de cada sesión. Eso le daría más solemnidad al acto. Cantar en coro la letra de un himno que resume los ideales y anhelos de la organización aumentaría el entusiasmo y la dedicación de los participantes.
Aunque no concuerdo con los objetivos de los organizadores de "La Semana de Apartheid Israelí", me es grato ofrecerles, sin costo alguno, el siguiente himno que escribí y publiqué en Mi Enfoque hace algunos años:

Primera estrofa:
♫ Los judíos, de mal grado,
con propósito infausto
y desembozada agresión,
usando el mito del Holocausto
en su mundial conspiración,
vilmente han despojado
de su tierra a otra nación.

Estribillo:
♫ A los judíos, sin piedad,
los expulsaremos de la humanidad

Segunda estrofa:
♫ Hablando con franqueza,
el pueblo palestino,
en verdad, no nos interesa.
Lo usamos con buen tino,
y solo como pretexto,
para que, con simpleza,
nuestro odio tenga texto.

Estribillo:
♫ A los judíos, sin piedad,
los expulsaremos de la humanidad