UN AMIGO DEL PAPA JUAN PABLO II


Una pesadilla para Hitler
Jorge Marirrodriga


Elio Toaff es un ciudadano italiano nacido en 1915. Un judío que pudo sobrevivir a las leyes racistas de Mussolini, a la ocupación alemana y a los horrores de la II Guerra Mundial. Junto a su mujer, Lea, y a su hijo Ariel vivió peripecias propias de un guión cinematográfico para escapar a la persecución. Con ellos a salvo, Toaff se unió a aquella resistencia donde, unidos contra el nazismo, convivían todo tipo de italianos incluyendo algunos rabinos, como era su caso.Pasado el tiempo Toaff llegó a Rabino jefe de Roma y hoy, ya retirado, es considerado la máxima autoridad espiritual y moral judía en la Italia de la segunda mitad del siglo XX. Un hombre de una extraordinaria profundidad y espíritu conciliador. Cuando a la muerte de Juan Pablo II se abrió su testamento espiritual (testamento material no había pues sus únicos bienes eran una pluma y su anillo), el Papa muerto sólo citaba a tres personas en el texto: su secretario personal, Stanislao Dziwisz, su estrecho colaborador, Joseph Ratiznger, y su amigo Elio Toaff.Toaff ha concedido esta semana una entrevista a Shalom, el mensual de la comunidad judía romana, donde relata cómo, junto a otros judíos, robó al término de la Guerra un tanque alemán Tigre abandonado en los campos de Módena. El tanque estaba destinado al desguace por orden del Ejército aliado pero Toaff lo colocó en un barco con destino a Haifa declarándolo como material agrícola. Y así un tanque de la Wermacht se convirtió en el primer carro de combate del todavía no nacido oficialmente Ejército israelí.En la semana donde los judíos, y los que no lo somos, hemos recordado la Shoah y cuando vamos a conmemorar la independencia de Israel, no está mal conocer esta ironía de la historia ¿Hubiera creído Hitler, cuando observaba a sus miles de seguidores congregados en Nüremberg, que en uno de sus queridos tanques la estrella de David sustituiría a la cruz gamada y que serviría para luchar por la independencia de un Estado judío?

FACTOR DE DESESTABILIZACION EN MEDIO ORIENTE


Las dos caras de Siria
Ruben Kaplan

La República Árabe Siria, que comparte frontera con Israel, Líbano, Jordania y Turquía, tiene el triste privilegio de ser junto con la República Islámica de Irán, quien más desestabiliza y pone en peligro la frágil paz en Medio Oriente, al proveer de armamento y financiar a los grupos terroristas Hezbollah y Hamas en Líbano y Gaza, respectivamente. A comienzos de la segunda semana de abril, el régimen de Damasco, presidido por el pichón de dictador Bashar al-Assad, fue acusado públicamente por el presidente israelí Shimon Peres de haber suministrado a la guerrilla chiíta Hezbollah en Líbano, misiles de largo alcance Scud, capaces de impactar en todo Israel. Como era de esperar, con el cinismo que la caracteriza, Siria negó rotundamente la acusación, al decir que " Israel tiene como objetivo a través de estos créditos tensar aún más la atmósfera en la región", según informó un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país. Además, añadió que Israel podría estar preparando el terreno para una posible "agresión a fin de huir de los requisitos de una paz justa y amplia”. Refutando esa declaración, el ministro de Defensa hebreo, Ehud Barak, insistió esta semana en que Israel no tiene intenciones agresivas en la zona. "Esperamos y recomendamos a todos mantener la calma actual, pero como hemos dicho, la introducción de sistemas que perturban el equilibrio ponen en peligro la estabilidad y la calma”. Cabe recordar que entre 1990 y 1991 se desencadenó la Guerra del Golfo entre Irak (que estaba bajo la dictadura de Saddam Hussein) y una coalición internacional de 34 naciones lideradas por Estados Unidos, como respuesta a la anexión del Emirato de Kuwait por parte de la República de Irak. A pesar que las principales batallas fueron combates aéreos y terrestres dentro de Irak, Kuwait, y la frontera de Arabia Saudita y que la guerra no se expandió fuera de esa zona, 40 misiles iraquíes Scud llegaron a ciudades israelíes. En lo que es considerado un milagro contemporáneo, no se registraron muertos por las explosiones. Inconcebiblemente, Israel, que no tuvo ninguna participación en esa contienda y fue vilmente agredido, por pedido expreso de Estados Unidos, que no quería que se resquebrajara la coalición que integraban numerosos países árabes, no repelió el ataque a su territorio, como hubiera hecho cualquier otro país del mundo en su lugar.
El 17 de febrero pasado, la Casa Blanca, anunció que luego de cinco años nombraba a Robert Ford como nuevo embajador en Siria, luego que había retirado al diplomático anterior después del atentado en Líbano que costó la vida al Primer Ministro Rafik Harari en 2005, atribuido con fundamento a Siria, que tácitamente reconoció su culpabilidad al retirar, después del episodio, sus tropas del país de los Cedros luego de casi 30 años de ocupación. Washington creía ingenuamente que la designación del embajador en Siria, coadyuvaría para que ese país se alejara de la órbita de Irán y dejase de contrabandear armas a Hezbollah y al Hamas. La visión naif de Barack Obama quedó demostrada, cuando el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, durante una reunión con el presidente Bashar al-Assad en Damasco, que tuvo lugar a pocos días que Estados Unidos nombrara el nuevo embajador, enfatizó sus "profundos" lazos con Siria. Assad señaló que los dos países están trabajando juntos para confrontar lo que llamó el "terrorismo israelí".
Los dos líderes musulmanes que promueven el terrorismo, desestimaron los llamados estadounidenses a Siria para que se distancie de Irán, afirmando que, por el contrario, continuarían fortaleciendo sus relaciones.
"Estoy sorprendido por el llamado de EE.UU. para que se ponga distancia entre los países, cuando ellos plantean el tema de la estabilidad y la paz en el Medio Oriente, y todos los otros bellos principios", declaró el presidente sirio. También defendió el derecho de Irán a enriquecer uranio, asunto que enfrenta al régimen iraní con Estados Unidos y Europa. Para el especialista en Diplomacia de la BBC, Jonathan Marcus, el objetivo estadounidense de sacar a Siria de su vínculo con Irán ha demostrado ser ilusorio. "Washington ha tenido que recalibrar sus expectativas. Restaurar por completo las relaciones diplomáticas es una especie de apuesta. ¿Qué dará Siria a cambio?".
Tal vez fruto de una comprensión tardía, EE.UU., dijo el miércoles 14 que estaba "cada vez más preocupado" por la transferencia de más armas sofisticadas a Hezbollah. Algunos misiles Scud tienen un alcance de cientos de kilómetros y podrían alcanzar cualquier objetivo en Israel si son disparados desde el Líbano. Pueden llevar una ojiva explosiva de hasta una tonelada. Los funcionarios de defensa israelíes se abstuvieron de señalar claramente qué clase de Scuds están ahora desplegados en el Líbano. En agosto del 2009, el escondido líder de Hezbollah, jeque Hassan Nasrallah, dijo que sus militantes eran ahora capaces de alcanzar cualquier ciudad o pueblo de Israel. El diario kuwaití Al Rai Al Aam informó que los misiles transferidos por Siria a Hezbollah pueden alcanzar una distancia de 300 kilómetros, casi a medio camino entre Beer Sheva y el punto más meridional de Israel, Eilat. El mismo periódico, basado en fuentes de Hezbollah, contradijo a Siria y confirmó el jueves 15 que el grupo terrorista recibió un cargamento de misiles Scud de ese país. "Nuestra organización tiene muchos misiles tierra-tierra repartidos en todo el Líbano, en el caso que Israel ataque al país de nuevo".
La posibilidad que se desate una nueva guerra entre el grupo terrorista Hezbollah, integrante ya del gobierno de Líbano, e Israel es cada vez mayor. Siria, que mientras habla de paz, arma a los terroristas, sería sin dudas, el partícipe necesario junto con la política errática de Obama. La confrontación llevaría al Líbano a una destrucción mayor que la sufrida en 2006. Como mayor beneficiario, emerge la República Islámica de Irán, que aprovechando esa distracción, continúa su carrera para obtener armamento nuclear que conlleva la intención de cumplir la promesa de borrar a Israel del mapa.

DECLARACION EN KUWAIT DE DIRIGENTE DE HEZBOLA


Hezbolá reconoce que recibió misiles de Siria

Moscú, RIA Novosti. Unos portavoces del movimiento islamista Hezbolá han confirmado que de Siria se recibió un lote de misiles Scud, informó hoy The Jerusalem Post, que cita el diario kuwaití Al Rai.
Una fuente de Hezbolá declaró a los periodistas de Kuwait que son unos misiles viejos imposibles de utilizar, pero no explicó con qué fin se adquirieron.
El portavoz islamista acusó a Israel de estar avivando premeditadamente el escándalo en torno a la adquisición de misiles en Siria.
Además, dijo que Hezbolá dispone de numerosos cohetes en territorio del Líbano, los que necesita para rechazar un posible ataque por parte de Israel.
El Ministerio de Asuntos Exteriores de Siria, al desmentir las noticias sobre los suministros de Scud a Hezbolá por su país, señaló que Israel prepara el terreno para lanzar una agresión.
En 2006, Israel llevó a cabo una operación de liquidación de los misiles de Hezbolá en el Líbano.
Más tarde se reanudaron los ataques coheteriles contra Israel desde el territorio libanés, pero Hezbolá no reivindicó su autoría.
A finales de 2009, el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Israel, Gabi Ashkenazi, declaró que Hezbolá tiene decenas de miles de cohetes de diferente alcance, incluidos unos capaces de alcanzar Tel Aviv, Jerusalén y el reactor nuclear ubicado cerca de Dimon.
El misil R-11 (SS-1b Scud-A, según la clasificación de la OTAN) es un cohete balístico de una etapa propulsada con propelente líquido. Fue desarrollado por la Unión Soviética aún en los años 1950.
Tiene un alcance de entre 150 y 270 km.
Más de 40 países los han incorporado en sus fuerzas armadas.
Algunos misiles Scud pueden recorrer distancias de varios centenares de kilómetros y, como resultado, impactar cualquier objetivo en el territorio de Israel.

ARTICULO DE PERIODISTA Y ANALISTA POLITICO CUBANO


MI VISION DE ISRAEL
Por Carlos Alberto Montaner, para Semanario Hebreo

Hay un aspecto de la historia de Israel que a mi siempre me ha parecido ejemplar y sorprendente: cómo este pequeño país, a lo largo del siglo XX, evolucionó pacíficamente desde un punto de partida socialista y colectivista, aunque democrático, hacia un modelo liberal centrado en la empresa privada y en el éxito individual. Ahí se comprobó el viejo dictum liberal de que, en el fondo, no hay nada más radicalmente revolucionario que el mercado.
La experiencia es formidable porque demuestra la flexibilidad tremenda que poseen lo que el Premio Nobel de Economía Douglass North llama las "sociedades de acceso abierto". Son sociedades en las que no está determinado el destino final (que nadie cree conocer), ni se descarta modelo económico alguno. Las personas, con sus actos, libremente, siempre dentro de las instituciones y bajo el amparo del Estado de Derecho, van cambiando el modo en que se relacionan la sociedad y el Estado, mientras en el camino van cayendo viejos mitos y se abandonan premisas que parecían inamovibles. ¿Cuál es el motor dialéctico de esos cambios? Uno que tiene dos ejes principales: la meritocracia y la competencia.
Hay un gran trecho entre el Israel socialista que soñaron los pioneros fundadores, convencidos de las bondades del colectivismo, y el Israel de hoy, cuyo aparato productivo (o al menos la parte más importante) cae dentro del ámbito de la empresa privada, y esa transformación se ha llevado a cabo sin sangre y con un parlamento que no contribuye demasiado a la gobernabilidad del país porque es víctima de una ley electoral que así lo determina.
Alguna vez he escrito que la experiencia más impresionante y gloriosa en la historia del desarrollo contemporáneo es el milagro israelí. Una experiencia, además, proteica y cambiante, lo que hace aún más notable este fenómeno. Contrario a lo que suele decirse, pese al enorme peso de la historia y la tradición en los israelíes, lo que los caracteriza
es que tienen la mirada puesta en el futuro.

LAS COSAS QUE SE PERDIERON EN AÑOS DE LUCHA


Gilad y nuestro fracaso
Alberto Mazor


Hablar un viernes por la noche cada dos meses de Gilad Shalit, apenas un soldado israelí cautivo, no puede ofrecernos nada nuevo. Después de quince o veinte minutos, cambiaremos de tema y retornaremos al último capítulo de "Gran hermano".
Desde hace tiempo perdimos muchos de los valores de nuestra vida, aquéllos sobre los cuales existimos. Dejamos que cualquier estupidez burbujee dentro de nosotros y de cada mentira hacemos una verdad absoluta. Al final de cuentas, la cara de nuestra dirigencia es nuestra propia cara. Si a alguien le conviene mirarse al espejo, entenderlo e interiorizarlo, es a nosotros mismos.
La guerra es el parámetro y la demostración de las cosas que perdimos, otro reflejo de los intentos fracasados por traducir una vida de calidad a una realidad estipulada. Ella no detiene nuestro desmoronamiento moral ni el camino hacia un horizonte bloqueado.
La sociedad israelí debe recomponer el código de sus valores. También en la calle, también en la casa, en las escuelas, en las sinagogas, en las universidades, en fábricas y oficinas, en los pubs de los viernes, entre el hombre y su prójimo, prestando atención a las cosas obsoletas que socavan nuestras almas.
"Tenemos la impresión de que el gobierno ya renunció a Gilad". Aviva y Noam, sus padres, nos dicen su verdad, pero ella es sólo otro espejo de lo que nosotros no deseamos ver en nuestras vidas descompuestas y ávidas de publicidad y placeres.
Todo se vuelca hacia todo, del hogar a la calle, de allí a Tzáhal, al Estado Mayor, y de allí al Gobierno. En estos días vemos como la corrupción se convirtió en parte inseparable de nosotros; y aún dándonos cuenta, parece ser que sólo hacemos oír nuestras voces apagadas para conformarnos a nosotros mismos y a nuestras conciencias. Y Gilad espera...

Todo lo que elegimos vivir en los últimos años nos golpea en nuestras caras. Tampoco la imagen de Gilad en la pantalla no cambiará nada. El exámen de conciencia que deberíamos hacer desde su secuestro, ése que sus padres desamparados en su dolor nos empujaron a él, no se realizó hasta el final. Por eso, si otro soldado fuera apresado, chocaríamos con la misma historia: otro mediador y más gente desilusionada en la retaguardia y en el frente. Nuestras vidas se convirtieron en una burla cotidiana y prolongada. Las lluvias del pasado invierno no purificaron nuestras almas.
Yo, personalmente, no necesito de Gilad, después de tres años, para que me diga lo que piensa de su pueblo en su tierra. Como todos, vi esos ojos tristes por la tele reclamando libertad como si estuviera escribiendo una trama con la sangre de nuestras almas, o firmando los documentos de nuestra caída al desperdiciar una oportunidad tras otra para recomponer nuestros valores. He visto a sus amigos reclamar en las calles, manifestando atacados de una conciencia momentánea y regresando a sus casas sin haber conseguido absolutamente nada.
La voz del israelí promedio se apagó. Las voces de gente solidaria y honesta enmudeció en el mar de los ávidos del vil metal y los lujos, en el océano de aquéllos que nos venden ilusiones, en los marcos de la falsa política para sobrevivir que sólo los mediocres la regulan, y no en el verdadero deseo de vernos dando un paso atrás, reflexionar, contar hasta diez y cambiar de rumbo.
Gilad se adormecerá esta noche, solitario, y murmurará quizás: se los dije, se los vaticiné, les advertí. Pero él se irá y volverá a entrar en el olvido exactamente como su imagen en la pantalla. Nosotros nos quedaremos aquí, haciendo cuentas de qué nos favorece, qué nos perjudica, cuál es la realidad, cuál la fantasía, dónde está la fábula y dónde la verdad, qué mentiras son convenientes rechazar y cuánto invertiremos en recomponer esta sociedad, donde el pez apesta desde la cabeza, pero la cabeza es como nuestro propio rostro.
En el Día de Recuerdo a los soldados caídos, Gilad Shalit prisionero en Gaza es un triste resumen intermedio de la vida del Estado de Israel. Afuera azota el temporal; sus padres desamparados se retiraron a Mitzpé Hilá con las cabezas gachas. Mientras tanto nuestros hijos y nietos siguen mirando "Casi ángeles".
Buenas noches, querido Gilad, ruega por nosotros.

Reenvia:
www.porisrael.org

UN PAIS SE PARALIZA RECORDANDO SUS MARTIRES


ISRAEL, con polémicas y motivos para festejar
Ana Jerozolimski


Esta semana, al conmemorarse Iom Hashoa, el Dia Recordatorio del Holocausto, tuve que viajar por Sderot Hertzl, una calle central de Jerusalem. Faltaban pocos minutos para que el sonido de una sirena ya conocida pero siempre estremecedora, cubriera el territorio de Israel en homenaje a las víctimas del nazismo.
A un costado del camino, pegaditos a la pared, en silencio, esperando en orden, había unos 20 niños. No tendrían más de 4 ó 5 años. Imaginamos que eran todos de algún jardín de infantes que debe estar ubicado muy cerca del lugar .Apenas los vi, comprendí que sus maestras les habrían llevado a la calle para que vean lo que sucedería cuando suene la sirena de la que seguramente ye les habrían hablado.
Querían que vieran cómo el tráfico se detiene, cómo los conductores bajan de los coches, ómnibus, camiones y motocicletas, se paran a un costado de sus vehículos, en silencio. Querían que captaran directamente la solemnidad del momento, que uniría un minuto después, a los israelíes todos, más allá de agudas discrepancias entre izquierda y derecha, religiosos y laicos. Esas maestras jardineras habrían hablado antes, seguramente, de Iom Hashoa, explicando lo que se puede explicar a niños tan pequeños. No es de descartar que alguno de ellos ya supiera de antes de qué se trata...por su propia familia...por el número en el brazo que habrán visto quizás a algún abuelo o bisabuelo, al vecino que nunca habla o a la vecina que a pesar de todo,siempre les sonríe.
Y yo pensé, al ver a esos niños, que para ellos, para esos niños, para los que les antecedieron y los que vendrán, se creó Israel. Y que por Israel, esa sirena se refiere a la historia, a una historia que probablemente nunca hubiese sucedido, si Israel hubiese existido ya entonces.
Israel no fue creado por el Holocausto y no fueron los seis millones de judíos asesinados por los nazis la justificación de la existencia del Estado de Israel. El Estado de Israel habría sido erigido también sin esa hecatombe porque el vínculo entre el pueblo judío y la tierra de Israel es milenario, no deriva de los crímenes nazis. Lo tenían claro inclusive los antisemitas que al querer atacar a los judíos en los distintos países de la diáspora en los que viven desde la dispersión, gritaban “¡Judíos a Palestina”·…dando a entender que tienen que irse adonde pertenecen, al no reconocerles como ciudadanos iguales en sus respectivos países natales o aquellos que los recibieron como inmigrantes.
Claro que la confirmación al respecto no se daba sólo por motivos negativos como los de los antisemitas. A veces era simplemente cuestión de conocer la historia…como el conductor del tranvía que al acercarse a Emilio Reus anunciaba la parada diciendo a viva voz “¡Palestina”·..o sea, el lugar de los judíos.
La existencia de Israel no es importante únicamente como refugio en caso de peligro ..Algunos lo verán sólo como opción de escape cuando no haya alternativa. Es legitimo. Pero es mucho más que eso. Es unirse al camino histórico del pueblo judío, es el hogar al que puedan sumarse por derecho propio, por el legado de sus antepasados comunes, por el recuerdo de sus mayores y de la historia que los unió, inclusive viniendo de países con plena libertad.
Es apostar cada día, nuevamente, por la vida , sabiendo que ésta no es algo sobreentendido, jamás.
Israel es uno de los temas que más ocupa a la opinión pública mundial, en desproporción evidente con su tamaño. De los numerosos conflictos con los que lidia el mundo, el que más parece “preocupar” a todos, es el que tiene Israel con los palestinos. Los muertos y sufrientes a manos de extremistas en el mundo islámico, las matanzas de cristianos a manos de fundamentalistas, las mujeres hostigadas y las niñas muertas desangradas tras ser obligadas a casarse siendo aún eso, niñas, no ocupan ni la centésima parte del tiempo de las Naciones Unidas, en comparación con el tema palestino.
No subestimamos la importancia del tema palestino. Quisiéramos que todos los vecinos de Israel, muy especialmente los palestinos, vivieran en paz y bienestar. Pero no menos que eso, quisiéramos que el mundo no confundiera las cosas. Quisiéramos que no olvidara que Israel no se levantó una mañana con ganas de ocupar a los palestinos para arruinarles la vida, sino que tuvo que repeler un ataque árabe que lo llevó finalmente a las tierras que hasta hoy controla.
Si, la ocupación continúa y no es motivo de fiesta para Israel sino una pesada carga. Pero no podemos olvidar cómo empezó, ni que no es esa la razón por la que no hay un estado palestino independiente, ya que los árabes pudieron erigirlo cuando, finalizado el mandato británico, tras la guerra lanzada por los árabes contra el entonces naciente Israel, Cisjordania quedó en manos de Transjordania y Gaza en manos egipcias. Pero de estado palestino, nadie hablaba. No es que ello solucione el problema, pero es bueno recordarlo, al menos para tener presente que la “culpa” no es de Israel.
Si, existen motivos de polémica, como los asentamientos. También ellos son consecuencia de la guerra impuesta a Israel.. Sin embargo, consideramos que hoy, precisamente porque lo que Israel quería era defender su existencia y no ampliar sus fronteras, Israel tiene la obligación de actuar con firmeza con aquellos sectores radicales de sus habitantes que aunque sean una minoría, son ejemplo de intolerancia inaceptable,. Los responsables, por ejemplo, de prender fuego a una mezquita en una aldea palestina o de arrancar olivares de palestinos, deben estar tras las rejas. Son una vergüenza para Israel.
Al mismo tiempo, el que haya también en Israel extremistas no puede hacer olvidar que también hoy, Israel libra una verdadera lucha por su defensa. Frente a las presiones para levantar el cierre de la Franja de Gaza, impuesto a raíz de la política de Hamas y el secuestro de Guilad Shalit, debe recordarse los cohetes y el arsenal que Hamas continúa acumulando,. Frente a actitudes del actual gobierno de Israel que no pocos consideran “extremista”, debe recordarse que gobiernos de centro izquierda negociaron con los palestinos y ofrecieron grandes concesiones, pero tampoco lograron firmar la paz. Frente a las declaraciones del Presidente sirio Bashar el Assad que se queja en perfecto inglés de que “con el liderazgo israelí no se puede hacer la paz”, hay que recordar los misiles Scud que acaba de entregar a Hizbala, con los que los radicales chiitas pueden cubrir la totalidad del Estado de Israel. Y es inevitable tener presente, cuando de alerta se habla, las voces que siguen oyéndose en el mundo árabe, que hablan de Israel como un enemigo inaceptable en la región. Y la del presidente de Iràn Mahmud Ahmadinejad, que llama abiertamente a su destrucción.
Israel no puede vivir sólo pensando en sus enemigos y claro que la existencia de los mismos, no justifica cualquier política israelí. Pero Israel no puede olvidarlos. Debe recordar que existen, y saber cuidarse.
Y en medio de todo esto, de los desafíos y los errores, de los aciertos y los problemas por corregir, probablemente lo más loable es que Israel se defienda sin dejar de ser una democracia. Por eso las voces árabes que a menudo más acusan a Israel de “racismo” y “discriminación”, son las de los árabes israelíes, electos como diputados, en el propio Parlamento de Israel.
Hace pocos años, al visitar Israel por cumplirse 60 años de la resolución 181 que recomendó la partición de Palestina en un estado árabe y otro judío, tuvimos el gusto de conocer a un muy apreciado colega, Daniel Rodrìguez Oteiza, hijo del Embajador uruguayo en la ONU, Enrique Rodriguez Fabregat, quien fue el nervio motor de la mencionada resolución. Preguntamos a Daniel si recuerda qué comentó su padre, tras visitar Israel, ya después de su creación. No dudó ni un momento. Le habìa sorprendido cómo en medio de la adversidad, la hostilidad y la guerra, no había dejado de ser una democracia.
Son muchos pues los problemas por resolver, los errores que corregir y las situaciones que cambiar. Pero hay, también, numerosos motivos para celebrar el “milagro” de Israel.

Reenvia:
www.porisrael.org

GRUPOS DE DERECHOS HUMANOS PROTESTAN ANTE FUSILAMIENTOS EN GAZA


El grupo islamista Hamas fusila a dos palestinos
Por Sal Emergui , elmundo.es

El grupo islamista Hamas no se lo piensa dos veces antes de reprimir y aplastar a sus opositores en la Franja de Gaza, ya sean del rival derrotado Al Fatah o de los pequeños grupúsculos 'yihadistas'. Cuando se trata de colaboracionistas con Israel, Hamas hace todo lo posible para que el castigo sea ejemplar y disuasorio. Pena de muerte. El Gobierno de Hamas, que controla la Franja desde junio de 2007, ha ejecutado a dos palestinos, acusados de proporcionar información al Ejército israelí en su ofensiva de finales de 2008 y principios de 2009. Lo ha denunciado el grupo local de derechos humanos Al-Mezan y confirmado, posteriormente, el jefe del Tribunal Militar de Hamas, el coronel Ahmad Atallah. "Son medidas necesarias además de una obligación legal y moral", dijeron en la Fiscalía. Muhammad Ismail (32) y Nasr Abu Frayej (35) han sido fusilados por colaborar en un ataque israelí contra milicianos de Hamas. La Ley Básica palestina establece que la pena de muerte debe tener la firma del presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP). Ante la escisión entre Hamas y Al Fatah y el hecho que desde enero de 2009, el primero no reconoce la legitimidad de la presidencia de Abu Mazen, la condena y ejecución se han realizado solo con la firma del grupo islamista. Actualmente, se cree que hay entre 15 y 20 habitantes de Gaza acusados de "colaborar con el enemigo" y, por tanto, podrían correr el mismo destino: pelotón de fusilamiento o la horca. Varias organizaciones internacionales de derechos humanos pusieron en duda el juicio militar llevado a cabo por Hamas y exigieron al Gobierno que encabeza Ismail Haniya que anule las sentencias de muerte. Hamas se negó alegando que las encuestas reflejan que la mayoría de los habitantes de Gaza está a favor de estas ejecuciones por uno de los delitos que menos se perdonan: la traición. Durante la masiva ofensiva en Gaza, que acabó con la muerte de 1400 palestinos y 13 israelíes, Hamas disparó y mató en plena calle a seis colaboracionistas aunque la organización Human Rights Watch cifra estas muertes en una treintena.

Reenvia:
www.porisrael.org

CAMBIAN LEYES TRAS REVOLUCION


La mayoría de las emisoras de Mogadischo dejan de emitir música por las amenazas islamistas
EFE

Queda ya muy poco para que Mogadischo se convierta en una ciudad sin música, como en su día lo fue el Afganistán bajo el régimen talibán. La gran mayoría de las emisoras de radio de la capital somalí dejaron ayer de emitir canciones a través de las ondas ante el temor a represalias del grupo radical islámico Hezb al Islam.Diez emisoras locales, entre ellas Radio Shabelle, Radio Cuerno de África Simba Radio, Tusmo Radio y Dana Radio, iniciaron ayer su programación sin música. Únicamente dos emisoras oficiales, que cuentan con protección armada –Radio Mogadischo y la Bar Kulan Radio, de la Misión de la Unión Africana en Somalia– siguen incluyendo contenidos radiofónicos con música en Mogadischo.«Bienvenidos a Radio Shabelle, hoy es nuestro primer día de los días sin música; pedimos perdón a nuestra querida audiencia, pero deben entender que es una orden de Hezb el Islam», fueron las primeras palabras que pronunció ayer el presentador de Radio Shabelle. Hezb al Islam es una milicia radical islámica somalí, encabezada por Hasán Dahir Aweys, que lucha para derrocar al Gobierno federal transitorio, apoyado por la comunidad internacional, y para imponer un estricto islam .Aweys está en la lista de terroristas del Departamento de Estado de EEUU y su grupo se ha aliado con Al Shabab, otra milicia radical vinculada a Al Qaeda, contra el Gobierno federal de transición.Muchos habitantes de la degradada capital somalí no quisieron ocultar su malestar y expresaron su queja. Yusuf Omar, un universitario, calificó lo sucedido de «violación de los derechos del pueblo a estar informado». Este estudiante espera «el momento en que Al Shabab sea derrotada y expulsada de Mogadischo, como sus hermanos mayores lo fueron de Kabul».El Gobierno de transición, que encabeza el presidente Sharif Sheikh Ahmed y que no tiene prácticamente control territorial en el país, condenó las presiones y las amenazas a los medios. El ministro de Información, Dahir Mohamud Gelle, dijo que el país estaba «en su peor momento». «Los medios independientes no pueden trabajar en Mogadischo, pero esperamos poder acabar con esta presión y restaurar la paz en nuestra ciudad», resumió el responsable somalí.Acorralar a los medios Las organizaciones de periodistas locales han pedido a Hezb al Islam y Al Shabab, que realizan periódicamente amenazas y prohibiciones a los medios de comunicación, que dejen de acorralarlos. Dahir Alasow, presidente de la Asociación de Periodistas Somalís, dijo ayer que estaban «muy preocupados por el incremento de la presión sobre los medios». «Esto es lo peor que nos ha tocado vivir, pero esperamos que la justicia llegue y castigue a esos demonios».En los últimos años, Somalia ha sido uno de los países del mundo con más periodistas asesinados, la mayoría de ellos pertenecientes a emisoras de radio. En muchos casos, las muertes han sido atribuidas a pistoleros de Al Shabab y Hezb al Islam. Ayer mismo, Moalim Hashi Mohamed Farah, autoproclamado gobernador de Hezb al Islam en Mogadischo, quien el 3 de abril dio 10 días a las radios locales para dejar de emitir música. Dijo que cualquier emisora que lo haga recibiría «duros castigos».Por su parte, Al Shabab prohibió la semana pasada escuchar y emitir a la BBC británica y a La Voz de América estadounidense en las zonas en las zonas del centro y el sur. «Desde hoy, todas las emisoras locales de la BBC y La Voz de América están cerradas y sus equipos confiscados para evitar su propaganda», señaló un comunicado.

MI ENFOQUE desde ISRAEL por DAVID MANDEL


No. 315


En este número:
· Obama se quitó la máscara y los guantes
· El principal obstáculo a la paz: el indoctrinamiento del odio en la educación de los niños palestinos
· La proliferación de libros anti-Israel, escritos por israelíes
· Chelm y los secretos de estado


Obama se quitó la máscara y los guantes
El martes 13 de abril del 2010, el Presidente Obama, por quien votaron 70% de los judíos de los Estados Unidos, se quitó la máscara y los guantes, con una frase que, según el New York Times, (periódico que publicó la noticia en su primera página), expresa un cambio drástico en la política de Estados Unidos respecto al conflicto israelí-palestino: "Resolver el conflicto del Medio Oriente es vital para la seguridad nacional de los Estados Unidos". Añadió que el conflicto representa "un gran costo para los Estados Unidos en términos de sangre y dinero". En otras palabras, las guerras de los Estados Unidos en Irak y en Afganistán, su inmenso costo, y la muerte de los soldados americanos en Bagdad y en Kabul, se deben, para Obama al conflicto entre israelíes y palestinos. Y, ya que Obama nunca exigió algo de los palestinos ni los culpa, siquiera parcialmente, del fracaso de las negociaciones, el único responsable―tacitamente, para el presente régimen americano―de que Estados Unidos se encuentre involucrado en guerras en Irak y Afganistán, es Israel.
El resultado práctico de la nueva política de los Estados Unidos será el intento de imponer a Israel una solución, sin tomar en cuenta la seguridad estratégica de Israel.
Obama no entiende que los islámicos fanáticos no odian al Occidente en general, y a los Estados Unidos en especial, debido a Israel, sino todo lo contrario: odian a Israel por que lo consideran una avanzada del Occidente en una región que en una época fue del Islam. Por eso, en Irán llaman "El Gran Satán" a los Estados Unidos, y sólo "El Pequeño Satán" a Israel.
Bin Laden destruyó las Torres Gemelas no como una protesta contra Israel, sino como un gesto contra la presencia de tropas americanas en su Tierra Santa: Arabia Saudita.
Obama ha demostrado en varias ocasiones su ignorancia de la historia judía y de la mentalidad árabe. Desconoce por completo el resultado negativo que han tenido todas las concesiones hechas por Israel hasta el momento. No entiende que los palestinos están completamente divididos entre el fanático régimen islámico de Hamás, (ayer ejecutaron a dos palestinos acusándolos de colaborar con Israel), y el corrupto régimen de la Autoridad Palestina en Judea y Samaria. ¿Con cual de los dos regimenes, enemigos entre sí, debe hacer Israel la paz?
Obama quiere comprar la amistad de los islámicos pagándoles con una solución impuesta a Israel.
¿Se repite la Conferencia de Munich, cuando Alemania, con la cooperación de Francia e Inglaterra, impuso sus condiciones a Checoslovaquia? Meses después, Checoslovaquia dejó de existir.

El principal obstáculo a la paz: el indoctrinamiento del odio en la educación de los niños palestinos
La Autoridad Palestina usa libros de texto, sermones en las mezquitas, artículos en los periódicos, y programas de televisión para indoctrinar a la niñez palestina en el odio a Israel y a los judíos.
A los niños palestinos les enseñan que todo Israel, fuera y adentro de las fronteras del 67, constituye territorio palestino; que los israelíes son invasores que no tienen ninguna relación histórica con el país; que la existencia del Templo en Jerusalén es un mito; que el terrorismo es justificado aún contra mujeres y niños; y que la más alta expresión de amor a la patria es ser un suicida bomba, uno de los "mártires" que Dios premia en el paraíso, cuya memoria honran dando sus nombres a calles y plazas.
Este veneno, absorbido durante la niñez, no tiene antídoto, y no hay concesión que Israel haga, o plan de paz negociado o impuesto, que pueda eliminar un odio que se ha vuelto parte integral de la personalidad del indoctrinado.
Una de las principales obligaciones asumidas por los palestinos en el Acuerdo de Oslo fue cesar el indoctrinamiento de odio a Israel y a los judíos. Esto nunca lo cumplieron. Arafat mismo declaró, en muchas ocasiones, que nunca existió un Templo judío en Jerusalén, y que el Estado Judío no tiene legítimo derecho a existir.
Es curioso que el Primer Ministro Rabin, y los que lo siguieron nunca protestaron contra el indoctrinamiento del odio. Tal vez no entendieron que esto constituye el principal obstáculo a la paz.

La proliferación de libros anti-Israel, escritos por israelíes
"La producción de libros es interminable, y leerlos causa fatiga" (Eclesiastés 12:12).
El sabio rey Salomón, autor de la frase que va arriba, no se refería a la actual proliferación de libros anti-Israel, escritos por israelíes, pero, si viviese hoy, habría dicho lo mismo. Es probable que hubiera añadido, "Todos tienen derecho a decir estupideces, pero sólo los académicos las publican en libros".
Las universidades israelíes están infestadas de académicos de ideología izquierdista anti-israelí que se dedican a escribir artículos y libros contra Israel, publicados, con gran entusiasmo, por imprentas y editoriales pertenecientes a respetadas universidades extranjeras.
Algunos ejemplos:
· Iranofobia, por el Profesor Haggai Ram, de la Universidad de Ben Gurión.
La tesis del libro es que el temor y la ansiedad que Israel, y el mundo occidental, sienten respecto al peligro que representa la intención de Irán de armarse con bombas nucleares, no tienen base, y, por el contrario, son absurdas. En el caso de Israel, el autor, aunque no presenta evidencia, acusa al Estado Judío de "utilizar el supuesto peligro iraní para continuar discriminando contra su minoría de judíos procedentes de los países árabes y contra los judíos ultra-ortodoxos". Según el Profesor Ram el verdadero peligro en el Medio Oriente lo constituye Israel.
¿Cuándo y como se inventó la nación judía?, por el Profesor Shlomo Sand, de la Universidad de Tel Aviv.
Sand niega que los judíos de hoy desciendan de los israelitas que vivían en la tierra de Israel durante la época bíblica, y afirma que los palestinos son los verdaderos descendientes de los israelitas bíblicos. La tesis de Sand es que el pueblo judío es un mito. Nunca existió. Los que hoy se consideran judíos descienden de diversos pueblos que en algún momento adoptaron la religión judía. La noción de que los judíos son un pueblo, fue, según Sand, una invención de judíos alemanes, en el siglo 19, influenciados por el nacionalismo alemán. (El autor no considera necesario mencionar los numerosos estudios genéticos que han demostrado común origen a judíos de distintas partes del mundo).
"Pascuas Sangrientas: los judíos de Europa y los asesinatos rituales" por el Profesor Ariel Toaff.
Toaff, que enseña historia medieval en la Universidad de Bar Ilán, expresó en su libro que las acusaciones, durante la Edad Media, de asesinatos rituales de cristianos, para utilizar su sangre en la confección de la matzá, podrían estar basadas en hechos reales. Esta insólita opinión contradice las conclusiones de los historiadores que atribuyen las confesiones de los judíos a las torturas a las que fueron sometidos. (Las protestas contra el libro y las refutaciones de sus argumentos fueron tan numerosas que Toaff decidió retirar su libro de la circulación).

Chelm y los secretos de estado
Cuentan que un individuo en la Unión Soviética salió un día a gritar en la calle "Stalin es un idiota, Stalin es un idiota". Lo arrestaron, lo juzgaron y lo condenaron a prisión perpetua. Protestó diciendo que no era justo que le apliquen una pena tan drástica por sólo un insulto. El juez le contestó, "El castigo no es por insultar, sino por revelar un secreto de estado".
En este artículo revelaré un secreto de estado relacionado con el affaire de Anat Kamm, la joven ultra izquierdista que, durante su servicio militar en la oficina del Comando Central, copió ilegalmente más de 2,000 documentos secretos militares. Comprendo que lo que estoy haciendo es riesgoso y peligroso, pero, como dijo la Kamm, confío que la historia me absuelva.
Antes de revelar el secreto, debo explicar, a los que no están enterados, que Chelm es un pueblo en Polonia, que se volvió mítico en el folklore y el humor judío por la ingenuidad, candidez, y (especialmente) por la estupidez que las anécdotas atribuyen a sus habitantes.
Y aquí va el secreto de estado que todos sospechaban, pero que nadie, hasta hoy, ha tenido el valor de revelar: todos, absolutamente todos, los involucrados en el affaire Kamm, desde la misma Kamm, el periodista Uri Blau, el periódico Haaretz, la censura militar, los altos oficiales del ejército, los miembros del Shin Bet, (Servicio de Seguridad del Estado), incluso el juez que la condenó a arresto domiciliario, son oriundos de Chelm.
¡Si, señores! Yo denuncio: ¡los habitantes de Chelm nos han infiltrado y están ocupando puestos claves en las más respetadas instituciones gubernamentales y militares de Israel!
Las pruebas que sustentan mi denuncia, detalladas en cada uno de los casos, son las que van a continuación:
Anat Kamm
Esta joven de 23 años―que últimamente estuvo trabajando en un portal de Internet, uno de cuyos dueños es el periódico Haaretz―mientras hacía su servicio militar en el ejército, impulsada por su ideología de ultra izquierda, se auto-nombró a si misma investigadora, abogado acusador, y juez, y decidió que las actividades del ejército de Israel en las zonas palestinas constituían crímenes de guerra. Copió ilegalmente, en dos disquetes, más de 2,000 documentos secretos, incluyendo muchos documentos que no tenían ninguna relación con el problema palestino, y que se referían a planes de defensa, movilización y otros temas de alta seguridad del ejército israelí.
¿Cómo sabemos que la Kamm es oriunda de Chelm? Perdió una de los dos disquetes donde había copiado los documentos confidenciales, (la otra la entregó al periodista Uri Blau). No se acuerda donde la dejó. Tal vez en un café, o en el ómnibus. Dice que es fácil identificar al disquete, ya que es redondo y tiene un hueco en el centro, y que si alguien ve un disquete con esas características, que por favor la traigan a su departamento, a cualquier hora del día o de la noche, ya que por ahora no sale, debido a que está con arresto domiciliario.
Uri Blau
Este periodista, de ideología de izquierda como también lo es Haaretz, el periódico donde trabaja, recibió de Kamm el disquete, y empezó a publicar artículos refiriéndose a los documentos confidenciales que Kamm ilegalmente había copiado. Hoy se encuentra en Londres y se niega a regresar a Israel, o a cooperar con la investigación, por temor de ser arrestado.
¿Cómo sabemos que Blau es oriundo de Chelm? En algunos de los artículos que publicó al respecto en Haaretz incluyó reproducciones de los documentos militares donde claramente se ve el sello "Confidencial". No previó que entre sus lectores también podría haber gente del ejército o del Shin Bet, a los que llamaría poderosamente la atención ver documentos confidenciales y secretos impresos en un periódico.
El periódico Haaretz
A nadie en el periódico se le ocurrió preguntar a Blau como consiguió documentos secretos. Debido a su posición anti-israelí y pro-palestina los editores del periódico cooperaron entusiastamente con Blau para publicar los artículos. Hoy Haaretz, en sus editoriales, defiende fervorosamente las acciones de Kamm y de Blau, incluyendo su negativa a devolver los documentos secretos, aduciendo "el derecho a la libre expresión".
Hoy muchos se preguntan, ¿Si, hipotéticamente, un soldado religioso, durante la retirada unilateral de Gaza, habría ilegalmente copiado documentos referentes a los planes del ejército para expulsar a todos los judíos que vivían en la región y los habría hecho publicar por un periódico, Haaretz lo habría defendido con el mismo empeño con el cual defiende a Blau?
¿Cómo sabemos que los editores de Haaretz son oriundos de Chelm? Autorizaron la publicación de los artículos sin que les interese la proveniencia ilegal, mejor dicho criminal, (que un soldado se apropie de documentos secretos militares y los distribuya a quien quiere bordea en traición). En algunos de los artículos que publicó al respecto en Haaretz incluyó reproducciones de los de los documentos, y, aún más importante, sin tomar en cuenta el daño que esto produciría a la seguridad del estado y de todos los habitantes del país, fuesen de derecha o de izquierda.
La Censura Militar
En defensa de Blau hay que reconocer que, antes de publicar sus artículos, los presentó a la Censura Militar para su aprobación.
¿Cómo sabemos que los miembros de la Censura Militar son todos oriundos de Chelm? Leyeron los artículos, vieron que estaban basados en documentos ultra secretos, y, sin embargo, aprobaron su publicación.
Los oficiales militares
Uno supondría que, antes de colocar a una persona en posición de espiar y copiar documentos secretos, el ejército la entrevistaría, para asegurarse de que es una persona en cuya integridad y lealtad se puede confiar.
En defensa de Blau hay que reconocer que, antes de publicar sus artículos, los presentó a la Censura Militar para su aprobación.
¿Cómo sabemos que los oficiales militares responsables por haber colocado a Kamm en una posición donde podía hacer tanto daño a la seguridad del país, son todos oriundos de Chelm? A ninguno, antes de colocarla en una posición donde tenía acceso a documentos secretos, se le ocurrió entrevistarla, ó entrevistar a sus conocidos. Si lo hubieran hecho, fácilmente habrían visto que la ideología de Kamm era de ultra izquierda, y que su lealtad no era hacia Israel sino hacia los enemigos de su país.
Los miembros del Shin Bet que investigaron a Blau
La gente del Shin Bet (Servicio de Seguridad del Estado), luego de leer los artículos escritos por Blau y publicados por Haaretz, entrevistó al periodista, y le ofrecieron inmunidad si devolvía todos los documentos.
¿Cómo sabemos que esos miembros del Shin Bet son oriundos de Chelm? Cuando entrevistaron a Blau destruyeron la computadora portátil del periodista (le entregaron una nueva en cambio), asumiendo que con esa acción destruían las copias ilegales de los documentos robados. Si hubieran consultado con cualquiera de mis nietos, bueno no cualquiera, sólo los de siete años para arriba, ellos gustosamente les hubiesen explicado la facilidad con que copian infinidad de disquetes, ponen documentos duplicados en otras computadoras, o las guardan en Google, en el espacio cibernético. Destruir una computadora, pensando que con eso se soluciona el problema, demuestra un grado de estupidez que, por su elevadísimo nivel, es digno de asombro.
El juez a cargo de la investigación
El juicio no comienza aún, pero no sólo las pruebas son contundentes, sino que la misma Kamm ha expresado su orgullo por "sus actividades heroicas que la historia justificará".
¿Cómo sabemos que el juez es oriundo de Chelm? El juez le decretó arresto domiciliario hasta el inicio del juicio. Un soldado que se duerme durante su guardia es enviado a prisión. Una mujer que, muy despierta, se apropió de documentos militares secretos que pueden hacer inmenso daño a la seguridad del país, recibe arresto domiciliario en la comodidad de su propio departamento, donde la visitan todos sus simpatizantes y admiradores.

OBAMA AVANZA EN SU AGENDA ANTINUCLEAR



Por Matthew Berger y Eli Clifton

WASHINGTON, 14 abr (IPS) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, relacionó los compromisos sobre la seguridad de delicados materiales fisibles al objetivo mayor de su plan de crear un "mundo sin armas nucleares" en la cumbre realizada esta semana en Washington.
"Forma parte de una política más amplia de Estados Unidos, que apunta a reducir nuestro arsenal y a frenar la proliferación de armas atómicas. La estrategia nos acercará al objetivo máximo de tener un mundo sin armas nucleares", declaró Obama el martes de mañana ante los participantes de los 47 países representados. Estados Unidos trabajará con otros estados para ayudarlos a garantizar la seguridad de sus materiales fisibles y evitar el contrabando, un fin que comparten todos los países presentes, señaló al término del encuentro de dos días. La cumbre es uno de los mejores ejemplos del nuevo enfoque multilateral de Washington en materia de política exterior y un importante paso hacia los ambiciosos objetivos propuestos por Obama hace un año. "Creo que esta es una gran oportunidad. Me impresionó que hayan dicho que lo iban a hacer y que lo estén haciendo", dijo a IPS Steve Clemons, director del programa de estrategia estadounidense, de la New America Foundation. El objetivo específico de la cumbre, realizada lunes y martes, fue discutir cómo impedir que materiales fisibles caigan en manos de organizaciones terroristas, pero en las semanas previas la Casa Blanca intensificó los esfuerzos para promover su objetivo de un mundo sin armas nucleares. Obama y el presidente de Rusia, Dimitri Medvédev, suscribieron el jueves de la semana pasada un nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (Start, por sus siglas en inglés) en Praga. El día anterior, Obama divulgó la nueva versión del documento Revisión de la Política Nuclear, que prohíbe a este país usar armas atómicas contra países signatarios que respeten el Tratado de No Proliferación Nuclear (TPN), renuncia a los ensayos y a la fabricación de nuevas ojivas y obliga a Washington a tratar de que el Senado ratifique el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares para su entrada en vigor. En mayo se realizará la conferencia para revisar el TPN en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en Nueva York. "Hay una nueva versión de la Revisión de la Política Nuclear, lo que es productivo, y luego el Start, que una semana antes no estaba asegurado. Luego vino la cumbre de seguridad. Creo que todo conduce a la conferencia de mayo. Son unas semanas extraordinarias donde la atención pública se concentra en la no proliferación", señaló Clemons. "El presidente es un hombre muy serio, como persona y como dirigente de Estados Unidos, en lo que respecta a las obligaciones dispuestas por el TPN. Con el gobierno de Obama, Estados Unidos hace su parte", dijo a IPS Bruce Blair, cofundador y uno de los coordinadores de Global Zero, iniciativa internacional que aboga por la eliminación del armamento atómico. "Negociamos la reducción de arsenales e incluso mantenemos un diálogo al respecto con países como China y, hasta trabajamos por una reconciliación. Es una buena oportunidad para que los países signatarios del TPN, que poseen la tecnología, negocien de buena fe la reducción de su armamento", señaló. La cumbre, que terminó el martes, logró que los 47 países representados asumieran varios objetivos clave. Los compromisos alcanzados incluyen esfuerzos para fortalecer organizaciones internacionales como la ONU y la Agencia Internacional de Energía Atómica, así como una plataforma de acuerdos bilaterales. El más importante de los pactos fue el que sellaron Estados Unidos y Rusia para deshacerse de por lo menos 34 toneladas de plutonio enriquecido, cada uno, suficiente para fabricar 17.000 bombas atómicas, según la secretaria de Estado (canciller) estadounidense Hillary Rodham Clinton. Obama y el primer ministro de China, Hu Jintao, se reunieron el lunes y discutieron aumentar las sanciones a Irán, por sospechar que tiene un programa para desarrollar armas nucleares. Beijing tiene grandes relaciones comerciales con la República Islámica. Kazajstán accedió a convertir un reactor de investigaciones de uranio enriquecido y a eliminar todo el material que ya tiene producido. Ucrania también se comprometió a descartar el suyo para la próxima cumbre, que se realizará en Corea del Sur en 2012. Estados Unidos se propuso reforzar su nueva política multilateral con los miembros del llamado Movimiento de Países No Alineados. El vicepresidente Joe Biden organizó el lunes un almuerzo en su casa con representantes de 11 países: Arabia Saudita, Argelia, Chile, Egipto, Indonesia, Malasia, Marruecos, Nigeria, Sudáfrica, Tailandia y Vietnam. Ahora resta ver si los compromisos contraídos se cumplen, remarcaron numerosos especialistas. "Creemos que la cumbre es un avance concreto para eliminar el arsenal atómico", dijo a IPS Cara Bautista, coordinadora de la Campaña para un Mundo Libre de Armas Nucleares. "Ahora que los países fijaron sus compromisos veremos si los cumplen", apuntó. "En Estados Unidos esperamos que el Senado ratifique el nuevo Start y que haya más fondos para programas que garanticen la seguridad de los materiales fisibles en el mundo", añadió.

UNA PREDICA QUE GOLPEA A LA REACCION DEL MUNDO


Israel se aísla
Por Jerrold Kessel y Pierre Klochendler

JERUSALÉN, 15 abr (IPS) - Mientras la comunidad internacional discute cómo frenar la proliferación de armas nucleares, Israel se aísla en su insistente discurso contra Irán.
El primer ministro israelí Benjamín Netanyahu decidió no asistir a la Cumbre de Seguridad Nuclear el lunes y martes en Washington, convocada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama. Pero el mandatario estadounidense quizás quedó satisfecho con la opción de Netanyahu de enviar sólo una delegación de bajo nivel. En realidad no tenía deseos de reunirse con el primer ministro, del que aún espera responda a su exigencia de un cambio de actitud hacia los esfuerzos de paz con los palestinos. Tampoco deseaba que la conferencia se viera afectada por cuestionamientos al arsenal nuclear de Israel. Y, sobre todo, no quería que la atención del encuentro se desviara a lo que Netanyahu consideraba el tema más importante: la supuesta intención de Irán de obtener armas atómicas. Obama dejó bien en claro que, en este momento, lo que más le preocupa a Estados Unidos era cómo mantener bajo resguardo material atómico vulnerable para que no caiga en manos de grupos terroristas. Netanyahu decidió no ir ante la advertencia de sus servicios de inteligencia de que varios países vecinos, incluyendo algunos con los cuales mantiene relaciones diplomáticas, como Turquía, Egipto y Jordania, planeaban cuestionar la posesión de bombas atómicas por parte de Israel y exigir un "Medio Oriente libre de armas nucleares". El primer ministro israelí (probablemente también Obama) temía que se legitimara en Washington el argumento de la Liga Árabe de que existe una equivalencia entre la actitud de Irán y la de Israel en materia de proliferación nuclear. Le guste o no al gobierno de Netanyahu, la comunidad internacional compara cada vez más la ambigüedad iraní sobre su plan de desarrollo atómico con la propia opacidad israelí sobre su poderío nuclear. Destacados expertos sobre energía atómica concluyeron en una reciente conferencia en Londres --organizada en forma conjunta por la Escuela de Estudios Orientales y Africanos y el palestino Israel Journal— que el programa nuclear iraní le ha servido a la administración de Netanyahu para distraer a la comunidad internacional. "Han llevado a cabo una ‘guerra de megáfono’, alertando que Irán es la mayor amenaza para el Estado de Israel y la primera fuente de inestabilidad regional, con la expectativa de disminuir el escrutinio mundial sobre el vacilante proceso de paz". "Utilizando los medios y la diplomacia, Netanyahu alienta las llamas del miedo sobre una supuesta ‘amenaza existencial’ que emana de Irán". "¿Pero por qué la atención debe ser puesta sólo sobre Irán? ¿Qué pasa con la opción nuclear de Israel?", preguntó el ex ministro palestino Ziad AbuZayyad, quien participó de la reunión en Londres. En los años 90, AbuZayyad encabezó la delegación palestina en las conversaciones árabe-israelíes del grupo Control Multilateral de Armas y Seguridad Regional. "¿Se permite un doble discurso?¿Israel no es responsable ante la comunidad internacional?", preguntó. En el último número del Palestine-Israel Journal, dedicado a temas nucleares en Medio Oriente, AbuZayyad sostuvo que lograr una completa paz en la región "pondría fin al argumento israelí de que necesita esas armas para enfrentar cualquiera amenaza existencial". También acabaría con el argumento de Teherán "de que la hegemonía de Israel necesita un contrapeso", y le daría "legitimidad a las demandas internacionales a Irán para que se abstenga de desarrollar capacidad nuclear". Cuando Israel recordó esta semana a los seis millones de judíos asesinados por los nazis en la Segunda Guerra Mundial (1939-1945), Netanyahu trazó otro vínculo: entre el Holocausto y las repetidas referencias del presidente iraní Mahmoud Ahmadineyad a la eliminación del Estado de Israel. "Si hemos aprendido algo del Holocausto es que no debemos permanecer en silencio o ser intimidados ante el mal", dijo el primer ministro israelí en el Día del Recuerdo del Holocausto. "El mundo sigue con sus asuntos como si no se tratara de nada serio, mientras Irán avanza en sus esfuerzos para obtener armas nucleares y amenaza con borrar a Israel del mapa", añadió. Sin embargo, no todos en Israel están de acuerdo con comparar el Holocausto con la amenaza iraní. El ex jefe de la inteligencia militar Aharon Ze'evi- Farkash sostuvo que ese vínculo creaba una mentalidad determinista, como si Israel estuviera solo y debiera hallar por sí mismo una forma de neutralizar la amenaza iraní. "En cambio, deberíamos apoyar plenamente el actual esfuerzo internacional para aplicar efectivas sanciones a Teherán", dijo a Radio Israel. Por su parte, el periódico Haaretz, señaló en su editorial: "Las comparaciones son erradas y dañinas. El Israel independiente y soberano no es débil como las comunidades judías en Europa que no pudieron defenderse ante los nazis". "Si Netanyahu quería hacer que los líderes mundiales actuaran contra Irán, debió haber participado de la conferencia en Washington. Pero, preocupado por las críticas a la capacidad nuclear de Israel, optó por quedarse en casa y hablar desde un podio seguro en el Monumento del Holocausto de Yad Vashem", añadió. "Se perdió la oportunidad de sumarse a los esfuerzos internacionales contra Irán, lo cual sólo subraya el creciente aislamiento de Israel".

EJECUTARON SENTENCIA DE TRIBUNAL MILITAR


Hamás fusila a dos palestinos por colaborar con Israel
ANA CARBAJOSA - Jerusalén


Hamas ha fusilado hoy en Gaza a dos palestinos condenados a muerte por un tribunal militar por colaborar con Israel. Un batallón disparó de madrugada contra los dos reos en dependencias policiales. Se trata de las primeras ejecuciones formales, basadas en un sentencia judicial, desde 2005, según Amnistía Internacional.
Tras el ataque israelí que arrasó la franja entre diciembre de 2008 y enero de 2009, se produjeron otras ejecuciones, sin que mediara sentencia. La última hasta la fecha, precisamente, se llevó a cabo al año pasado, en el marco de persecuciones tras la operación plomo fundido, pero esta vez se trata de una condena legal, aún a falta de la firma del líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abbas, de Al-Fatah, cuyo Gobierno no es reconocido por los islamistas de Hamas.
Mohamad Ibrahim Ismail, uno de los ejecutados, de 36 años, había sido acusado de colaboracionismo por marcar los techos de los coches para que pudieran ser identificados por la aviación israelí y por haber colocado un artefacto explosivo en el coche de un miliciano. El otro ejecutado, Nasser Salama Abu Frih, de 34, estaba acusado de ayudar al Ejército israelí en 1998 a cambio de un permiso de trabajo y de recibir entrenamiento en Israel y participar en operaciones militares en la franja de Gaza.
Hay otros palestinos en la misma situación, que esperan que se hagan efectivas sus sentencias a muerte, una pena que se impone a quienes se acusa de colaborar con Israel y haber matado o haber causado la muerte de otros palestinos debido a su ayuda.

LA NUEVA PESADILLA DE LOS SERVICIOS DE INTELIGENCIA


Chicas Jihad: cuando las amas de casa se vuelven terroristas

La historia bien podría ser contada de este modo. Imagine que usted es una típica ama de casa estadunidense. Vive en las montañas de Colorado o en un desértico pueblito de Texas. Tiene la piel blanca, ojos claros, cabellos rubios. Tiene un hijo y su marido la ha abandonado, o quizá el tipo no tiene demasiado tiempo para preocuparse por usted. Entonces descubre internet, se pasa largas horas leyendo noticias, se mete en chats. Tal vez usted está insatisfecha con la vida y busca una causa, quién sabe. Un día, no sabe muy bien cómo, contacta con un señor simpático y sensible, muy hablador, de origen árabe, quien mientras la seduce le habla de las injusticias que sufre su país y en menos que canta un gallo usted cuelga un video en YoutTube en el que se presenta como Jihad Jane, una especie de superhéroe maléfico al que sólo le falta la barba para emular a Bin Laden. Y es así como sigilosamente abandona una tarde su oscuro pueblito y se marcha a Europa dispuesta a hacerse saltar por los aires con tal de acabar con algún ignoto enemigo del Islam. ¿Parece ficción? ¡Pués no! ¡Nada de eso! Sólo es una introducción al fascinante mundo de las que bien podríamos llamar, a falta de nombre todavía, Ladies Jihad, la nueva especie de terroristas que se están transformando en la pesadilla de los servicios de inteligencia del mundo entero.
Algo sí le sucedió a Colleen R. LaRose. Cuando fue arrestada el pasado 15 de octubre las autoridades estadunidenses no salían de su asombro. Y si no fuera por sus siniestros propósitos su historia tendría un deje de patetismo: rubia, de ojos azules, Colleen es un ejemplar perfecto de eso que los americanos llaman WASP (siglas en inglés de White, Anglo-Saxon and Protestant: Blanco, Anglosajón y Protestante), una denominación que sirve para distinguir a los buenos ciudadanos estadunidenses del resto de los comunes mortales. Porque Colleen tiene 46 años y su carrera como jihadista internacional es más bien inverosímil. Hasta que la arrestaron vivía en un suburbio de Pennsylvania llamado Pennsburg, tenía un novio y sacaba a pasear el perro todas las mañanas. Pero en la vida de Colleen se había producido un pequeño gran terremoto interno cuando se transformó al Islam, aunque su novio Kurt Goman declaró luego que él jamás sospecho lo que estaba ocurriendo hasta que un día de agosto Colleen desapareció de su casa. “Ella nunca habló de temas de actualidad internacionales, o sobre los musulmanes ni nada de eso. Es muy raro, todavía no lo creo”, le dijo Kurt al periodista del Philadelphia Daily News que lo entrevistó poco después de la detención de su novia. Antes de desaparecer como por arte de magia Colleen había colgado un video en YouTube en el que se identificaba a sí misma como Jihad June y se mostraba “desesperada por hacer algo para de alguna forma” aliviar el sufrimiento que padecen los musulmanes.

Créalo Kurt o no, la cuestión es que Colleen había mantenido chats con fanáticos musulmanes detenidos luego en Irlanda, y en estas conversaciones los islamistas le contaron que se proponían matar a Lars Vilks, el dibujante sueco de las caricaturas de Mahoma que tanto molestaron a los musulmanes en 2007. Al Qaeda había ofrecido en su momento una recompensa de 100 mil dólares para quien se animara a asesinar al autor de los dibujos publicados en agosto de ese año por el diario sueco Nerikes Allehanda, pero es poco probable que Colleen se haya metido en esta historia por dinero. Al parecer, en los chats Jihad June había propuesto realizar el ataque porque por sus cabellos rubios, su piel blanca y sus ojos azules podía pasar desapercibida en Estocolmo, donde vive Vilks.
Mientras los responsables de la seguridad interna de Estados Unidos se agarraban la cabeza ante la aparición de una terrorista con semejante perfil y lamentaban que las medidas adoptadas por la administración Obama para reforzar los controles en aeropuertos de nada servían ante estos casos, hizo su aparición en escena otra Lady Jihad, esta vez con un perfil aún más sorprendente. En el marco de la misma investigación, en Irlanda, la policía de la isla detuvo a Jamie Paulin-Ramirez, una ciudadana de Estados Unidos que se encontraba en Europa con el mismo propósito que Colleen: matar a Lars Vilks.
Paulin-Ramirez, además de un extraño apellido, tiene un hijo de seis años, ella también es rubia, blanca y católica —o al menos lo era hasta poco antes de emprender su aventura terrorista— y trabajaba como asistente sanitaria en Leadville, una pequeña localidad del estado de Colorado. Pero la vida en el pueblo seguramente le resultaba muy aburrida, así que Jamie decidió también entrar en la infinita galaxia chatera. Chateando fue como conoció a un militante musulmán que la convenció para que se dirigiera a Nueva York donde la pareja contrajo matrimonio. El pasado 11 de septiembre —fecha simbólica, si las hay, para emprender una aventura de esta naturaleza— Jamie desapareció de su hogar con su hijo a cuestas y sólo contactó con su madre cuando ya estaba en Irlanda a punto de trasladarse a Estocolmo para ejecutar el asesinato. Cuando la cadena Fox News entrevistó a la madre de Jamie, Christine Holcomb-Mott, ésta dio un par de respuestas que parecen salidas de una serie estadunidense para explicar lo que sentía ante el comportamiento de su hija: “Ahora mismo estoy enfadada con ella. Simplemente me gustaría estrangularla. Pero a la vez, estoy preocupada por ella. Amo a mi hija”.
Jamie también tiene una tía con quien mantenía una estrecha relación. Cindy Holcomb-Jones, la tía en cuestión explicó también a los curiosos periodistas que Jamie había cambiado su forma de vestir en los últimos tiempos, adoptando trajes típicos de Medio Oriente. “Sólo se le podían ver los ojos”, y hasta le cambió el nombre a su hijo por el de Wahid. “Cuando vi las fotos de esa mujer”, dijo la tía en relación a la aparición en la prensa del caso de Colleen, “pensé que eso era lo que Jamie estaba haciendo”. Pero a diferencia de Colleen, las autoridades creen que Jamie podría estar motivada más por amor que por el ejercicio del terror puro y duro. De todas formas, afirman los especialistas de los servicios de inteligencia, estamos ante un fenómeno preocupante, ya que es poco habitual relacionar con el terrorismo a mujeres urbanas con hijos de raza blanca.

Sin tantas tías ni tanto sentido del humor, las dos mujeres que volaron por los aires en el metro de Moscú el pasado 29 de marzo dejando un saldo de 40 muertos y un centenar de heridos, también resultan inquietantes por su modo de proceder y por su condición femenina. Sobre todo Djennet Abdurajmanova, la niña de 17 años que ya era viuda de un islamista, la de las fotos con una pistola en la mano y mirada amenazante detrás del velo, que luego se sacó otras fotos vestida con pantalón vaquero y la misma pistola como avisando de antemano cuál iba a ser su proceder. “Yo me parezco a la gente común”, es su mensaje. “No podrán detectarme cuando vaya a matar”. Y, en efecto, no la detectaron.

FINALIZO CUMBRE NUCLEAR


Cumbre Nuclear en Washington: entre Irán e Israel

Seis de las potencias mundiales se reunieron en Nueva York, en una reunión a puertas cerradas y previa a la Cumbre Nuclear organizada por el presidente de los Estados Unidos Barack Obama; y acordaron mantener mas conversaciones sobre nuevas sanciones de la ONU contra Irán en Washington, mientras los líderes de Rusia y Estados Unidos advirtieron a Teherán que su continuo desafío nuclear no será tolerado.Enviados de Gran Bretaña, China, Francia, Rusia, Estados Unidos y Alemania se reunieron por cerca de tres horas para discutir una resolución norteamericana que sancionaría directamente a la Guardia Revolucionaria de Irán, que solventa las actividades de proliferación nuclear."Tuvimos una discusión que valió la pena", dijo la embajadora de Estados Unidos en la ONU, Susan Rice al final de la reunión celebrada. "Esperamos continuar con estos debates en aquí en Nueva York y en Washington en los días y semanas por venir", añadió.Su homólogo ruso, Vitaly Churkin, dijo sobre la reunión: "Hemos escuchado algunas propuestas constructivas".Previamente, en Praga, Barack Obama y el presidente ruso Dmitri Medvedev advirtieron a Irán de posibles sanciones, poco después de la firma de un nuevo tratado de reducción de armas nucleares. Los dos líderes, dijeron que Irán podría esperar una cuarta ronda de sanciones de la ONU si mantiene su negativa a detener el enriquecimiento de uranio y cooperar con los inspectores de la ONU de vigilancia atómica.En Nueva York, el embajador de China para la ONU, Li Baodong, dijo tras la reunión que las seis potencias seguirán buscando una solución diplomática, incluso a medida que buscan un acuerdo sobre las sanciones a Teherán."La doble vía (sanciones junto con negociaciones) es en realidad un enfoque centrado en la diplomacia", dijo Li.Finalmente, con la finalizacion de la cumbre, no hubo una resolucion definitiva sobre la cuestion irani, mas alla de las declaraciones positivas de Obama en cuanto a las conclusiones que trajo la convocatoria de 47 paises en la capital estaounidense.
Netanyahu canceló su participación
El primer ministro Biniamín Netanyahu, finalmente no participó en la cumbre sobre seguridad nuclear, por temor a una emboscada de países vecinos que también están invitados.La decisión la tomó Netanyahu tras asesorarse con su equipo, que recibió informaciones, de que varios países árabes y musulmanes también invitados tenían la intención de exigir a Washington la inclusión de Israel en el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, algo que finalmente no ocurrió de manera puntual."Deseamos mucho participar. Nosotros estamos a favor de los principios de la cumbre, que es la seguridad en torno a instalaciones nucleares y evitar que materiales nucleares caigan en manos de terroristas", dijeron desde el entorno del primer ministro luego de dar a conocer que Netanyahu no viajaría.En el pasado, países vecinos como Egipto y Turquía exigieron que también Israel sea puesto bajo control del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), por lo que el gobierno de Netanyahu temía que la demanda volviera a surgir y que el presidente estadounidense la respaldara de alguna manera, aunque finalmente Obama evitó hablar del programa nuclear israelí en particular.En lugar del jefe del Gobierno participó en la cumbre el viceprimer ministro y ministro israelí de Servicios de Inteligencia, Dan Meridor, así como el director de la Agencia Israelí para la Energía Atómica, Shaul Horev, y el asesor de Seguridad Nacional de Netanyahu, Uzi Arad.La noticia del viaje cancelado del primer ministro israelí fue muy bien acogida por algunos republicanos en Estados Unidos, que fue festejada con aplausos en la Conferencia de Liderazgo Sureño Republicano en Nueva Orleans.Liz Cheney, hija del ex vicepresidente de Estados Unidos, Richard Cheney, abrió la conferencia con un ataque verbal contra el gobierno de Obama: "El presidente Obama está jugando un juego irresponsable de continuar por el camino de la disminución de los lazos de Estados Unidos con Israel", dijo.

ENTREVISTA AL PRESIDENTE DEL PARLAMENTO ISRAELI


“Tenemos mucho que mejorar, pero también mucho para sentirnos orgullosos”.
Ana Jerozolimski

Reuven (Rubi) Rivlin (70), actual Presidente de la Knesset (Parlamento de Israel), se enorgullece, ante todo, de destacar que es “séptima generación” de nacidos en Jerusalem. Este abogado, político, miembro del partido Likud, encabeza la Knesset por segunda vez, tras haber servido en distintos períodos como diputado y ministro.
Es una figura de posiciones políticas firmes, que ha expresado también contra la corriente, como al oponerse a la salida de la Franja de Gaza en el 2005, por la que criticó abiertamente al entonces Primer Ministro Ariel Sharon. Más allá de las discusiones sobre temas polémicos en la sociedad israelí-alegando algunos de sus críticos que “politizó” el cargo de Presidente de la Knesset- Rivlin es una persona querida por la opinión pública israelí. Años atrás intentó ser electo Presidente del Estado, pero se retiró de la contienda al comprender que el ganador sería Shimon Peres.
Cuando se lo entrevista por radio en Israel, siempre responde al saludo con el que se abre la transmisión, con las palabras: “Shalom desde la Jerusalem unificada, capital de Israel”.
En esta entrevista que nos concedió para el número especial de Iom Haatzmaut, habla de sus convicciones y sus sueños, lo cual también equivale a decir de sus dudas y temores.Este es un amplio resumen del diálogo mantenido.
P: Sr.Rivlin, usted me recibe en su despacho en medio de Iom Hashoa, poco después de haber participado en la ceremonia “Cada uno tiene un nombre”, en la que se leyeron, aquí en la Knesset, nombres de víctimas del Holocausto. Dentro de pocos días se conmemora el recuerdo a los caídos en la lucha por la defensa de Israel (Iom Hazikaron) e inmediatamente después Iom Haatzmaut, Día de la Independencia. ¿Cómo ve usted esta combinación de fechas tan cargadas de significado para el pueblo judío?
R: Hay toda una secuencia muy importante. Yo iría más atrás todavía que su pregunta y diría que comienza en Pesaj, la primera fiesta del pueblo de Israel, libre, ya que antes los judíos estaban en la esclavitud en Egipto. Luego llegó el exilio y la dispersión y durante 2.000 años los judíos soñaron con volver a Jerusalem, hacia la que se dirigían sus plegarias. Mi familia llegó a Israel hace 200 años, creyendo que el Mesías volvería. El sionismo derivaba también de la fe en Dios. Fueron retornando judíos de las distintas diásporas y al declararse la independencia de Israel, éramos más de 600.000.Entre ellos, sobrevivientes de la Shoa que llegaron y participaron en la cruenta guerra de liberación e independencia .Desde entonces conmemoramos Iom Hakizaron, el Día recordatorio de los caídos en las guerras, como un día sin el cual es imposible celebrar la alegría de la independencia. La proximidad entre ambas fechas, ese día de recuerdo y el día de la Independencia-que queda simbolizada en el hecho que se baja la bandera a media asta, a las 8 de la noche del día de recuerdo se dice el “Izkor” y luego se iza la bandera hasta lo alto, comenzando los festejos- está destinada justamente a recordar que la alegría se mezcla con la tristeza por aquellos que cayeron a fin de hacer posible la creación del Estado y el regreso del pueblo judío a la tierra de Israel.
P: ¿ Hay alguna vivencia especial, algún sentimiento singular que lo acompaña a usted en Iom Haatzmaut?
R: Yo recuerdo el primer Iom Haatzmaut, cuando Israel cumplía un año y yo estaba por cumplir 10. Me preguntaron cuál era mi sueño y yo respondí que mi sueño se acababa de cumplir, porque se había creado el Estado de Israel. Me dijeron que se había formado la Knesset en Jerusalem y que quizás yo querría ser diputado en el parlamento israelí. Yo dije que primero tengo que terminar los estudios en la “Gimnasia”, el liceo, que tengo que ir al ejército, que quiero ser oficial y luego estudiar en la universidad, quizás para ser abogado. Aclaré que si luego iba a querer ir a la política, seguramente no sería tan difícil. Yo tenía varios vecinos que estaban en política, ministros. En el 1949, puede que un niño de entonces no sabía tantas cosas como un niño de hoy, pero era un niño que ya había vivido muchas cosas, sabía tomar posición en distintos temas y analizar las cosas desde un punto de vista político. Recordemos que ya en aquel entonces había discusiones, diferentes tipos de sionismo, discrepancias internas. Después de la guerra de liberación hubo discusiones nada sencillas entre Mapai y Begin, entre Jabotinsky y Ben Gurion y los niños sabían lo que ocurría. P: Así que con política no soñaba…
R: La verdad es que cuando me preguntaron si cuando sea grande quisiera ser ministro, dije que no me parecía un sueño sino algo que se puede lograr si uno trabaja duro. Tampoco ser Presidente de la Knesset me parecía un sueño inalcanzable. Había visto personalmente a Iosef Shprintzak, el primer Presidente de la Knesset.
P: Pero entonces, aunque sea unos años después ¿qué sueño tenía?
R: Recuerdo que dije una vez que mi sueño era que en el año 2000 seamos 2 millones de personas .En los primeros años del estado , cada mes llegaban miles y miles de inmigrantes, especialmente de los países árabes, pero de a poco, fueron llegando también de otras diásporas. Finalmente, en el año 2000, éramos acá 6 millones de judíos, un número simbólico, nada fácil, un número que impresiona a todo judío. Y hoy, de los casi 7 millones y medio de habitantes de Israel, 6 millones son judíos.
P: Israel no concebía que hubieran “refugiados” judíos..
R: Claro que no. Al respecto quisiera decirle: los árabes combaten desde mucho antes de 1948 la existencia de una entidad sionista en la tierra de Israel. Aunque el regreso de los judíos ha traído sólo beneficios a esta tierra, hay quienes continúan sin aceptarnos y tratando de destruirnos. En este lapso, hemos construido un Estado moderno, habiendo absorbido casi 4 millones de inmigrantes. Las diásporas se mezclaron y todo es parte de la población de Israel. Yo mismo tengo nietos con parte de sus raíces yemenitas, un nieto con raíces marroquíes, uno irakí y-¿Qué puedo hacer?- tres nietas ashkenazíes.
P: También eso puede pasar..
R: (risa) ¡Parece que sí! Y todo se mezcló y se mezcla en el nuevo israelismo...Por eso quisiera decir a nuestros vecinos árabes: miren todo lo que hicimos en estos años, cuántos inmigrantes recibimos, cómo los integramos al nuevo Estado, a pesar de que al mismo tiempo teníamos que combatirlos a ustedes...Pero ustedes, desde 1948, aún mantienen a los refugiados en campamentos de refugiados, simplemente para utilizarlos en la propaganda contra Israel. Si dedicaran a ellos, a la instalación decorosa de los refugiados, el 10% del dinero que gastaron en combatirnos, todos estaríamos viviendo en un paraíso.
P: ¿Usted ve a los árabes como un bloque o distingue las diferencias entre sus enfoques respecto a Israel? No se puede olvidar que aunque no haya mucha calidez de por medio, Israel firmó acuerdos de paz con Egipto y Jordania.
R: Ante todo, es un hecho que Egipto comprendió que tanto su interés como el nuestro es vivir en paz. Aún no hay amor ni alegría en esta paz, pero al menos hay un acuerdo de paz. Con Jordania, lo mismo, aunque hay que distinguir entre la voluntad del reino de Jordania de vivir con nosotros en paz y lo que pasa con gran parte de la población jordana, que es de origen palestino. Pero todo esto no nos puede hacer olvidar que ante todo, para que haya paz entre judíos y árabes en el Medio Oriente, debe haber primero paz entre judíos y árabes dentro de Israel.
P: Usted pasa con esto al tema de la ciudadanía árabe de Israel, aproximadamente el 20% de la población, que también está representada aquí, en la Knesset.
R: Así es. Hay varios problemas de por medio. Desde un punto de vista de la ubicación en la sociedad, los árabes israelíes no están en la misma posición que la población judía. Esto se debe tanto a su deseo de preservar su marco cultural y su lengua como al conflicto que viven entre lealtad al Estado en el que viven-y le aseguro que ninguno de ellos se quiere ir a un Estado palestino sino que quieren quedarse en el Estado de Israel- y la lealtad a su pueblo. Su pueblo está en guerra con su país. No es sencillo. Y nosotros tenemos que ayudar a acortar distancias en este conflicto. Los árabes de Israel son el puente hacia la posibilidad de existencia pacífica entre los árabes de la zona y el estado de Israel.
P: Eso significa que también el Estado de Israel tiene que hacer algo al respecto. Tiene la responsabilidad de ser el gobierno...
R: Yo considero que la mayoría judía debe prestar más atención al nivel de vida, educación y desarrollo de los ciudadanos árabes, aunque no vayan al servicio militar. No se puede pretender que alguien, en el ejército, combata contra su propio pueblo. No debemos exigir lealtad como una fórmula que neutralice su identidad sino lealtad como ciudadanos a su país. Pero sí, que comprendan que éste es su Estado. Yo entiendo que la bandera de Israel es doble: es la bandera del Estado y es también, con la Estrella de David en el medio, la bandera judía. Entiendo que la menoráh, el candelabro, que es el símbolo de Israel, no es el símbolo de los árabes. Entiendo que el”Hatikva”, el himno nacional, que es una canción nacional sionista, en la que decimos que “mientras late dentro del corazón el alma judía...”, no es algo con lo que un árabe israelí, que no es judío, puede identificarse. Su alma no late por la redención que devolvió al pueblo judío a su tierra. Debemos comprender todo ésto. Y al mismo tiempo, debemos comprender que cuando decimos que el estado es judío y democrático, eso no significa que podemos aceptar que se le defina como “estado de todos sus ciudadanos”, y no como Estado judío, el único del mundo. El pueblo judío no tiene ningún otro país del mundo, fuera de Israel, al que puede llegar cualquier judío que lo desee, seguro de que aquí podrá vivir sin antisemitismo. Esto es algo que los árabes de Israel aún no han logrado comprender y eso crea conflictos .
P: Si mal no recuerdo, la primera visita oficial dentro de Israel que usted realizó como Presidente de la Knesset en este período, fue precisamente a la ciudad árabe de Umm el-Fahem...¿Por qué?
R: Una semana antes habían estado allí ciudadanos judíos que querían hacer provocaciones en Umm el-Fahem, presentándose con banderas de Israel, como si esa ciudad no estuviera dentro del país. ¿Para qué hay que ir a provocar, a crear problemas entre judíos y árabes? Y por eso yo dije que justamente en mi condición de judío sumamente convencido sobre nuestro derecho a nuestra tierra, convencido respecto al hecho que no somos conquistadores aquí sino hijos de esta tierra, seguro totalmente respecto al sionismo que define a Israel como Estado judío, digo también que no puedo aceptar bajo ningún concepto que no sea también, en forma absoluta, un estado democrático. Y cuando alguien prendió un fósforo para intentar encender una llama , yo decidí ir a Umm el-Fahem y decirles allí a los ciudadanos árabes residentes en la ciudad: “La Knesset los representa también a ustedes, al igual que representa a todos los demás ciudadanos, judíos, árabes, beduinos, drusos, de donde sean”. Eso era muy importante para mi. También dije, aclaro, que Jerusalem no puede ser dividida y que cuando lleguemos a una solución permanente de las fronteras con los palestinos, no concebimos que un judío no pueda vivir en cualquier parte de la tierra de Israel. Claro está que en esos temas, discrepamos, pero creo que les transmití en forma tajante que podemos discutir y debatir, siempre y cuando no lleguemos a levantar la mano unos contra otros.
P: Usted menciona el carácter judío y democrático de Israel. Pero este puede correr peligro, si Israel continúa controlando a Judea y Samaria, o sea Cisjordania, donde hay una clarísima mayoría palestina....
R: ¿Cuál es el problema con quienes alegan que debemos hoy dividir la tierra, crear un estado palestino junto a Israel? Los árabes que nos consideran ocupantes en Judea y Samaria, nos ven como tales también en Jerusalem, Haifa y Jaffa. El principio de fondo es que volvimos a nuestra tierra y la pregunta es si somos ocupantes o si retornamos justificadamente, bajo el amparo moral del movimiento sionista. Si hay un tema de trasfondo moral, el derecho es en toda la tierra de Israel. Si no se toma en cuenta el tema moral, tenemos un serio problema.
P: ¿No hay que tomar en cuenta la enorme mayoría palestina en esa zona? No es lo mismo el territorio soberano del Estado de Israel que los territorios que por algo nunca fueron anexados, que el propio Estado no los incorporó a sus fronteras soberanas..
R: La situación en Oriente Medio es compleja. Y eso se debe a que el pueblo de Israel volvió a la tierra de Israel. Hay quienes dicen que el conflicto se soluciona si nosotros renunciamos a eso. Pues yo les aviso: si renunciamos, eso significará renunciar al estado de Israel. Estamos acá. El conflicto que se suele llamar israelo-palestino, es originalmente un conflicto israelo-árabe y entre el Islam y el judaísmo. Las concesiones no ayudarán. Hoy, hasta el propio Primer ministro dice “dos estados para dos pueblos”. También el Presidente Shimon Peres habla de eso, al igual que la jefa de la oposición Tzipi Livni...
P: ¿Y usted está de acuerdo con eso?
R: El problema es que eso de “dos estados para dos pueblos” sobre lo que ellos hablan, no es lo mismo a lo que se refiere Abu Mazen (el Presidente de la Autoridad Palestina). No acepta que sea un estado desmilitarizado. Recordemos que cuando Israel se iba a retirar de Gaza, advertimos que si nos disparan un misil, bombardeamos Gaza, pero no es eso lo que pasa y los misiles continúan cayendo. Los palestinos querrán un estado abierto a Jordania- Egipto ha cerrado la puerta a Gaza- y eso sería una frontera abierta para pasar armas. Ya ahora Gaza tiene armas que pueden amenazar a Tel Aviv. Hay que tomar todo esto en cuenta. Puede haber un estado palestino, cada parte puede controlar sus tierras, pero los palestinos no aceptan que Israel sea el estado del pueblo judío. Al exigir que sea un estado “de todos sus habitantes”, dado que aquí también hay árabes, están diciendo algo muy complejo y para nosotros inaceptable: quieren que el estado palestino sea para los palestinos y que el estado de Israel sea para los judíos y para los palestinos. Hay que ponerse firme y dejar las cosas claras.
P: En base a eso, parece que no hay solución...
R: Desmantelar los asentamientos y salir de Judea y Samaria, no será la solución. Hay que tratar los temas de fondo. Ante todo, Israel es el estado del pueblo judío, y es un estado democrático. El estado de Israel se defenderá porque el pueblo judío no tiene ningún otro país. El Estado de Israel será capaz de proteger su existencia y no negociará nada que ponga en peligro esa existencia. Debemos recordar que Arik Sharon, al que le deseo salud, quiso lograr una cosa al salir de Gaza, pero logró otra, un desastre. Y que desde el sur del Líbano pueden amenazarnos en cualquier momento con 20.000 misiles. No hace falta tener arsenal atómico para amenazar a Israel. Debemos estar listos para lidiar con todo esto y poder defendernos. Por eso reitero: si hablamos de más, damos a los árabes la ilusión de que vamos a ceder y de que pueden doblegarnos, de que con la presión del mundo, podrán hacer lo que quieran.
P: Ya que menciona la presión ¿Qué le parece la presión de Estados Unidos bajo la presidencia de Barack Obama?
R: Creo que la administración norteamericana considera que es posible cortar camino. Pero en el Medio Oriente, eso es imposible. Hay que tratar cada uno de los temas. Antes de hablar si desmantelar tal o cual asentamiento, hay que dejar en claro el tema de los refugiados, que Israel es el estado del pueblo judío, que el terrorismo no puede ser nunca más un arma para obtener lo que quieran. Hablar de paz sin base de fondo, sin las cosas claras, no se puede. Con decir “si cedemos, todo estará bien”, estaremos engañando a la gente y a nosotros mismos. Yo tengo los ojos bien abiertos. Hace 200 años que estamos intentando convencerlos de que pueden vivir bien con nosotros. Llevará más tiempo. Cuando los árabes lleguen a la conclusión de que quieren vivir en paz con nosotros, habrá paz.
P: De por medio está el tema de Jerusalem sobre cuya división se habla una y otra vez.
R: Recordemos que Jerusalem nunca fue capital de ningún gobierno islámico aquí, nunca vieron a Jerusalem como algo importante. Sólo en relación al conflicto entre los palestinos y nosotros, comenzaron a ver a Jerusalem como microcosmos de la pregunta sobre si es o no posible vivir juntos. Si no podemos acá vivir juntos, no podremos hacerlo nunca, en ningún lado.
P: Pero no es lo mismo la Ciudad Vieja, con los lugares sagrados, incluyendo el Muro de los Lamentos, que los barrios árabes que Israel anexó luego de la guerra de los Seis Días en 1967...
R: Hasta 1967 Jerusalem era como una isla aislada en un mar árabe. Cuando Jerusalem fue liberada, yo era un joven oficial en las Fuerzas de Defensa de Israel. Y recuerdo que se dijo: “terminemos con esta historia”. La decisión fue “envolver” a Jerusalem por todos lados, construyendo barrios como Armon Hanatziv, Gilo, Ramot Eshkol...Maale Adumim más lejos...Y la prueba es saber si los judíos y los árabes que están en esta gran metrópolis, pueden vivir juntos.
P: El tema, evidentemente, no es sólo no matarse en la vida diaria sino cuál es la solución política al conflicto...
R: Jerusalem no puede ser dividida. No se puede construir muros como los que requeriría la geografía de la ciudad según barrios judíos y árabes. Un barrio está pegado a otro. Shoafat y Sheikh Jarrah están dentro de un mar de población judía. Al este de Sheikh Jarrah están el Monte Scopus y Neve Yaakov, por otro lado, hacia el sur, está Gilo, y por otro, al oeste, la ciudad nueva de Jerusalem. Todo eso hace que estamos todos juntos y no nosotros acá y ellos allá. Y tenemos que saber vivir juntos.
P: ¿Pero no se pregunta usted alguna vez “para qué queremos a Shoafat”, a zonas que son barrios totalmente árabes? ¿Qué tienen que ver con el legado judío de Jerusalem? ¿No dificultan la vida de Jerusalem como capital del pueblo judío?
R: Nosotros determinamos las fronteras de Jerusalem pensando en la situación que existía, que era muy problemática. Si nosotros anunciamos hoy un término medio en Jerusalem, concesiones de Israel en Jerusalem, sin que los árabes hayan aceptado cambiar nada de fondo, como renunciar al “derecho al retorno” de los refugiados o aceptar la condición de Israel como estado del pueblo judío, pues estamos dando por hecho que Jerusalem se divide. Estaríamos determinándolo como condición básica, antes de lograr la paz. Pero Jerusalem, tanto a nivel político como a nivel funcional relacionado a la capacidad de vivir juntos, debe mantenerse unificada.
P: La exigencia palestina respecto a Jerusalem oriental es terminante.¿Ve usted alguna salida?
R: Yo quisiera recordar ante todo que cuando fue reunificada Jerusalem en 1967, decidimos dejar en claro que no pretendemos guerra alguna con el mundo islámico y les dimos plena autonomía en el Monte del Templo, donde están las mezquitas.
P: ¿Cree hoy que fue un error?
R: No, lo que quisimos es mostrar que no queremos una guerra con el Islam. A veces no hay más remedio que tomar medidas para dejar en claro que la soberanía es nuestra y que no podemos permitir que violen las leyes que rigen en toda Jerusalem, aunque hacen allí cosas terribles y nosotros, muchas veces, hacemos caso omiso de ello para evitar problemas. Y eso es interpretado de inmediato como debilidad.
P: Vuelvo a la pregunta de la salida, la solución...
R: Hace 20 años los palestinos habían comprendido, a mi entender, que no pueden volver a hablar de Jerusalem. Hasta construyeron su Parlamento en Abu Dis. Tomaron como centro de gobierno la Muqataa en Ramallah. Sabían que no podrán mover a los judíos de Jerusalem, porque comprendieron que hay consenso, que Jerusalem es el corazón del retorno del pueblo judío a su tierra ancestral. Inclusive el partido de izquierda Meretz decía hasta 1999 en su plataforma que Jerusalem no va a ser dividida. Cuando los palestinos captaban que nos mantenemos firmes en nuestra postura respecto a Jerusalem, entendían que no tienen que hacer. Pero cuando un partido dice otra cosa, cuando un ex primer ministro empieza a comentar que a tal y tal zona se puede renunciar....cuando hay fisuras, ellos las captan y actúan de acuerdo a ello.
P: ¿Usted siente conexión con zonas árabes de Jerusalem?
R: Las zonas que hoy llaman árabes, eran zonas judías. Cuando yo era un niño chico, de 4 ó 5 años, en Jerusalem, en Lag Baomer iba al barrio Shimon Hatzadik, que hoy se llama Sheikh Jarrah. ¡ Vivían allí judíos!
P: Y luego, claro, llegó la guerra de independencia que dividió Jerusalem...Ya que menciona su niñez, para terminar, quisiera preguntarle algo sobre los sueños que abrigaba seguramente en aquellos años, dado que ya dijo antes que su sueño era que nazca el Estado judío. ¿Es el Israel de hoy lo que corresponde a su sueño? Paralelamente a los grandes logros, hay también cosas que no queríamos para Israel. Encuestas hechas por expertos indican que hay mayor intolerancia, que hay expresiones de racismo por ejemplo respecto a los árabes....¿Cómo se siente con esta combinación?
R: Hay sin duda cosas que están mal. Mi padre, sexta generación en Jerusalem, era Profesor de Lengua Árabe, tradujo el Corán. El vivía en armonía total con los árabes. Estaba convencido de nuestro derecho a vivir aquí, pero también de la importancia de respetar a los árabes. Hay entre nosotros también quienes se expresan con odio contra los árabes y eso es algo que no deseamos. Se trata a la gente como seres humanos. Si el árabe es mi enemigo, pues es mi enemigo. Si me respeta, lo respeto a él. Y si quiere combatirme, lucho contra él, pero no lo desprecio ni quiero ser su patrón, no quiero perseguir a nadie. Al mismo tiempo, como ya dije antes, tengo los ojos abiertos, no me pueden a mi vender cosas que no son. En los años 30, cuando gobernaba aquí el Mandato Británico-según leí ya a los 6 ó 7 años de edad en los libros que relataban sobre esa época- el poeta nacional de entonces, Jaim Najman Bialik, dijo que habrá un estado judío cuando haya también una prostituta judía, un ladrón judío, un policía judío, un juez judío, un judío que da soborno y otro que lo recibe. Israel quería ser una nación como todas. En toda sociedad hay cosas buenas y malas. También en Israel.
P: Pero el pueblo judío quería un estado ejemplar..
R: Si, un estado que sea luz para las naciones...creo que lo es en muchas cosas, pero al mismo tiempo, también queremos vivir en un país normal. Y también aquí hay de todo. Es verdad que no quisiéramos ni ladrones ni bajo mundo, pero son también parte de la realidad. Eso no nos puede hacer olvidar que si creamos y produjimos tanto en tan poco tiempo, si desarrollamos tanto el país, es por el empuje que pusimos en esto. El sionismo ha hecho mucho y hay todavía mucho por hacer.
P: O sea que hay motivos para celebrar , cosas que destacar, y también cosas que mejorar, ahora, al cumplir Israel su 62º cumpleaños...
R: Claro que si.Todo el tiempo. Tenemos mucho que mejorar. Pero también debemos estar orgullosos de lo que hemos logrado hasta hoy.